miércoles, 29 de julio de 2009

El servicio postal "hecho en México"

Lo hecho en México está bien hecho.

Escuché eso desde mi tierna infancia. Supongo que alguien tuvo la buena ocurrencia, y la frase penetró a un amplio sector de la población. Ciertamente hay algunos productos mexicanos bien hechos o con la calidad suficiente. ¿También habemos mexicanos bien o mal hechos?



Hoy fui a Correos de México, lo he realizado con cierta frecuencia desde hace muchos años. De niños enviábamos tarjetas de navidad a nuestros conocidos, y mis padres nos compraban los timbres por planillas, era divertido. Las estampitas eran el atractivo extra, pero la verdadera belleza era toda esa magia de envío de tu "recado". O los interminables días de espera, por unas líneas que solo mantenían el suspenso.

Pues chasco.
Intenté un envío nacional y otro internacional. Me he estado 1 hora entrando y saliendo de la oficina postal para conseguirlo.
El merequetengue de llevar tu papel, caja y diurex ya lo tengo dominado, sin olvidar el rollo de mecatito. Pero ahora, ilusa de mí, pensé en hacerlo en una caja bonita, con el logo de correos de méxico y el aguilita, más simbolismo que eso nada. Pues no se pudo. En cuanto manifesté mi intención de comprarle la caja para enviar mi paquete, la encargada me ahuyentó las ganas.


-Mmh pero si compra esa tiene que asegurarla aparte, se la lleva y la tendrá que cerrar con cinta café. ¿Cómo? entonces ya no revisa mi paquete?
- Mhhh sí, pero se la lleva ...
si la envuelvo con cinta café cómo podrá revisar?
-Mhhhh bueno trae la cinta acá, pero no son nada seguras.
Ok, ya no la quiero :(

Despliego el paquete 1 de envío nacional, saco mi pliego de papel manila, ehhh pero me pide que ahora es con hilo de cáñamo, no con mecate.
Mecáchis! A la redonda, encuentro una tlapalería, 6 pesos del hilo de cáñamo. Regreso a la oficina postal. A duras penas me presta una navaja para cortar el hilo. Se va paquete 1.

Paquete 2 internacional.
Dado que no se puede o no me quiso vender la caja de correos de méxico, fui a un mercado a comprar una caja de cartón, regreso, vea nada por acá, nada por allá, ingreso mi paquete, envuelvo. Me da dos formas y un papel pequeño para anotarle los datos, instrucciones al reverso. Me regaña previamente, no se me vaya a ocurrir echarlas a perder porque ya no se puede reponer.
Le prometo hacer mi mejor intento, milagros no se hacen.
Las formas traen instrucciones en español y en francés. La población francófona en México se congratula. Oculto mi sorpresa, sinceramente habría esperado una modernidad español/inglés, por la cercanía y ya en plan estricto sería español/chino, pero La vie est un miracle.

La dichosa forma 1 y 2 llenas de letras... chiquitas, vamos a ver si carburo, soy el expedidor...anoto mis datos, interrumpo a la encargada de correos de sus actividades de meditación, para preguntarle qué significa SA y que son 6 dígitos...
Refunfuña otra vez y me dice, en las intrucciones dice... ok, entonces eso es...?, como ninguna de las dos teníamos idea, me condonó esa parte y me permitió pasar a otra área de la forma... sigo rellenando. Descripción de producto por unidad, también anoto el precio, son 3 unidades, en el total anoto 3 veces esa cantidad. Recibo otro regaño, me dice claramente que no tengo que multiplicar solo anotar... entonces cuánto anoto? y si cada uno cuesta tanto, en total cuánto es?...
Me perdona mi atrevimiento y me permite dejar la cantidad que obtuve multiplicando.
Tal vez lo hizo porque no hay más formas para reponerme.
Atarantada termino de rellenar ambas formas... me regaña otra vez, porque le menciono que el área derecha de la segunda forma no tengo ni la menor idea y no viene en el instructivo, ya que se cerciora que efectivamente la segunda forma no es igual a la primera, me perdona nuevamente, puedo dejar sin rellenar esa área, supongo que tampoco sabe a qué se refiere.
Cuando finalmente terminé el llenado de formas, pagué y recibí mi comprobante, lancé una pequeña duda, qué será, qué será?. Resulta hasta gracioso, le comento, habiendo tantas empresas de mensajería y paquetería, poca gente usa correos de México, hoy solo le invertí UNA hora para poder hacer mis envíos, y nadie más vino, digamos que es un día desahogado, no me imagino si hubiese hecho fila. Pero ¿por qué cree que la gente prefiere pagar un costo mucho más elevado?, que yo pensaría hasta abusivo. Tal vez sea que el servicio no les satisface. A mí me parece complicado rellenar las formas, antes no se hacía eso, imagino que vamos avanzando pero pienso seriamente en si podré seguir siendo usuaria con tanta "simplificación".
Finalmente, cuando pienso que ya la tengo harta de mis reflexiones, y como nadie más llega, le digo, usted es empleada pública federal?, imagino que tienen el sueldo seguro e igual, no importa si deja de existir correos a usted le reubicarían no?. Me explica a medias que ellos están constantemente evaluados y llevan un estricto control de su desempeño... sí, puedo verlo.
Claro, aprovecha para regañarme otra vez, me dice en ese cartel ahí pegado puede ver y si gusta quejarse está el correo electrónico. Afino la vista, reviso el cartel, no encuentro el dichoso correo. No me detuve hasta que fue a señalarme con su dedito la dirección de correo electrónico "www.correosdemexico.gob.mx"... sí, ehh con razón no le encontraba, eso es la dirección de una página web, pero la idea es esa, uno entra a la página y busca, en algun sitio debe estar el lugar donde poner su queja o sugerencia.

Por pura curiosidad hace un momento entré a ver la "dirección de correo electrónico".
Antes de aventurarse a enviar sus letras, puede uno Conocer el proceso de denuncia, quejas o peticiones. Explicado acá:


Aquí entre nos, me inspiran a ampliar mis horizontes, no niego la duda existencial, simplemente debo dejar ir ese extraño arraigo a creer y pensar que en México podemos tener un servicio postal eficiente, por hoy me han convencido de que no.
No es más sencillo hacer un envío, tampoco es agradable el trato, y me quedé con la impresión de que la persona que me atendió no tiene interés porque funcione, tampoco estoy segura de que conozca el teje y maneje de la tramitología extra que no había hasta hace unos meses. Por cierto, a nadie en correos se le ocurre que el numerito de armar paquetes podrían adjudicárselo por unos pesitos extras y evitarme cargar el rollo de hilo de cáñamo, tijeras, papel manila, cajas y cinta adhesiva.

De últimas, un buzón de quejas burocrático, ahuyenta la queja, es cierto, pero no por eso es mejor el servicio. De hecho, están rechazando la oportunidad de mejorar, la cultura de las quejas por parte del cliente permitiría detectar las áreas que requieren ajustes. Lamentablemente, temo que exista una fuerte tendencia a creer que solo por ser empleado de gobierno y recibir un sueldo quincenal se ha realizado todo lo necesario. Todo en su mundo laboral se reduce a permanecer las horas mínimas necesarias y cobrar.

La última teoría es que quien está a cargo de correos de México recibe algunas regalías porque sea ineficiente, o es simplemente que hay mexicanos a quienes no les interesa que algo funcione.


Se abren las apuestas!

domingo, 26 de julio de 2009

Después de la parranda


Como todos ya saben, y los que faltaban se enteran ahora mismo, tuvo a bien festejarse el cumpleaños 38 de mi bien amado acompañante.
Suenan las matracas.

La verdad son un friego de años. Aunque sufrí veladas y directas amenazas del implicado, con que no insistiera con hacer jolgorio, hice lo acostumbrado: hacer caso omiso y poner mi cara mustia, porque no voy a despreciar motivos para festejar.
Lo que el cumpleañero evita a toda costa, es festejar a su nombre y terminar atendiendo invitados, a nombre de todos.
Así que organicé el magno evento, el único invitado era él y la única sirviente era yo.
Tremenda mulata caribeña sirviendo las ricas viandas al amito, por cierto muy blanco color pambazo.

En la noche previa, ni pegué bien el ojo, mi último intento por ir por los ingredientes secretos se frustró por el propio festejado que no supo pero me echó a perder el numerito.
Hay días en que una quiere salir sola, sin pegostes, pero lejos de ser un acto egoísta, es por contemplar en exceso a otra persona.

El gran día. Llena de detalles, me quité las lagañas desde muy temprano, me afiné la voz tanto como pude, y dí mi mejor discurso, algo breve pero muy significativo: Feliz cumpleaños.
No hubo como otros años el regalo sacado bajo mi manga, ni detrás de un mueble, o un mensaje avisando que revisara su escritorio. Cero canicas... Nada mejor que fingir que se le hizo caso, cuando dijo que no quería nada.
Total, que todo se redujo a hacer compras en el mismo día. Justamente es algo que me evito pero ya ni para rechistar, con tal de "sorprender" al cumpleañero, con una cena deliciosa, además de calórica.

Durante todo el año, estuve atenta, ojos y orejas recibiendo señales, analizando gestos, y tomando nota de los posibles antojos más antojables. Canelones de paté y pay de limón, fueron los que ganaron al resto de opciones.
La primer receta me la dió su mamá, esa misma mañana; la segunda, hice un híbrido, y la sufrí como no tienen idea. Lo único que sabía hacer era la costra del pay. Casi me pongo a rezar, donde no agarrara la consistencia requerida. Y si ven un merenguero ríndanle tributo, no es cualquier cosa hacer ese batido.
Afortunadamente todo salió bien. Hasta el fregado de pisos, y el alaciado de cabellera.
Que no se note mi sufrir. Me sentía con el cuerpo apaleado, de tanto trajín, el perfeccionismo es agotador. Sí, soy una maníaca. Lo bueno es que pretextos de estos tengo uno al año.
Los cumpleaños son especiales, ninguna otra fecha me causa más alegría que los cumpleaños de la gente que quiero. Es como el día que dejo de ser grinch.

El acompañante es feliz, o que venga y me desmienta.

Solo mis lonjas están intentando hacerme la vida difícil, aportan drama. Obviamente no iba a desperdiciar los recalentados de la cena, durante toda la semana. Así que imagino que si me revisan el colesterol y la glucosa en sangre, les sorprendería que todavía esté fluyendo.
Desde mañana, reinicio el ejercicio. Si no se raja mi compinche, que es la amiga con la que fui al rally. Hemos quedado de acuerdo luego de sus intentonas por sabotearme, aunque odio empezar rutinas de alimentación o ejercicio en lunes, estadísticamente tienen mal pronóstico.




Foto: Faux Confetti Cupcakes por Creative Abubot, en Flickr. Usada bajo licencia Creative Commons Attribution-Non Commercial- No Derivative works 2.0 Generic.

martes, 14 de julio de 2009

Liberté, égalité, fraternité


Tal como cuenta la leyenda. Hoy anduve de pata de perro. Desde la semana pasada, mientras en el hospital visualizaban mis tripas, una buena amiga nos inscribía en el Rally Francia en Puebla, que organizó la alianza francesa.
El título del rally explica mucho de qué trataba el asunto. Pero debía resolverse sin ayuda de internet.

Así que por eso mi plegaria, ayer no iba a ponerme a aprender los datos que no me sé, no soy de Puebla, no traigo ese chip.
Pues desde tempranito, tuve que irme un poco antes porque todavía faltaba llevarles la copia y original de mi identificación personal en cuerpo presente, y tuve que llevar mi pasaporte. Por si guardaben el temor de que la que aquí suscribe, resultara ser una menor de edad. Válgame!, ya ni la burla perdonan, pronto cumpliré la mayoría de edad versión 4.0.

Sin más demoras les cuento cómo nos fue: No ganamos, pero tampoco perdimos.
Así que terminamos el rally, tuvimos una amonestación considerable en tiempo, por unas preguntitas que no contestamos bien. Y mejor suerte a la próxima.

Lo bueno:
* Disfrutamos el paseo, nos divertimos haciendo el recorrido y completándolo.
* Realmente no tuvimos mucho problema en hallar los sitios, o resolver acertijos.
**Tenemos una playera del evento.






*Mi amiga al fin aprendió a estacionarse, ya le dí el truco maestro.
*El refrigerio estuvo bastante aceptable, y hubo MUCHA agua disponible.
*Buena organización, a excepción de unas inscripciones de última hora que en la convocatoria apuntaban como límite una semana antes.


Lo malo:
Hubo participantes que hicieron uso de internet o ayuda telefónica., !malditos tramposos!
También los hubo con un chofer extra, aunque el equipo supuestamente era de 2 personas.
Nuestro desconocimiento sobre algunos detalles históricos.
El evento de refrigerio y anuncio de los ganadores se prolongó mucho, hubo un grupo que tardó 20 minutos afinando, todo par que tocaran 3 canciones. Se agradece el empeño pero no hay necesidad de fatigar a los ya fatigados participantes.



Los detalles:
El nombre del equipo, fue decidido en 1 segundo. En cuanto me presentaron las hojas donde anoté mi nombre y firmé, enseguida me dijeron, ponga ahí el nombre de su equipo... Azul. Me asombra tanta originalidad.
A lo de que mi pareja de rally y yo seamos altamente competitivas tendremos que sumarle más conocimientos, de otra forma no sirve de mucho.
El diccionario francés-español y viceversa, solo sumó peso, no nos sirvió de nada.

A estas horas, en la decepción del fracaso, solo una coca cola bien fría me consuela. Mta, ahora me falta que al contarle al acompañante, así sin pujarla ni detenerse a pensarlo mucho, me diga la respuesta... No sé como funcione con los demás, pero eso me chooooooooooca.... a menos que esté en mi equipo.
Solo me resta perder la poca dignidad que me queda.
Bueno, y no es que se los esté dando a desear, pero el problema que hay aquí en el búnker, no es que yo sea una soberana burra en historia, sino que el acompañante es un ente diabólico, en historia y geografía (y sepa qué más). Como que sí cursó de día en la prepa, o algo hizo que el resto no. Estudiar por ejemplo.
 Todavía no le perdono que haya tenido que trabajar, caray, qué feas son esas costumbres mundanas!. En el plan inicial, debía ir de nuestro asesor técnico., pero no se puede todo en ésta vida. Por lo pronto, he recorrido mi primer rally.

lunes, 13 de julio de 2009

Gulp!




Hoy es uno de esos días, en que a pesar de que he estado más activa que los anteriores, me sorprende la noche con la novedad, poco sorpresiva, que estoy en la más absoluta babaria.

Lo que apremia es... un nombre para el equipo.

Imaginen mi sensación, siento que ya casi me están colocando mi traje de astronauta y no tengo ni el maldito manual para saber que botón no apretar.

Por si fuera poco, mi ignorancia parece que ha aumentado en forma exponencial. O lo que es lo mismo, en estos casos, es mejor que pregunten lo que sí me sé, ni más ni menos que eso.


Ah, y por si fuera poco, tengo que madrugar, a las 7 de la mañana debo salir de cuerpo presente, haya o no despertado.


Es cuando pienso que debería ser (más) creyente y encomendarme a San-güichito.

Se aceptan sugerencias para el equipo.







Fotito: Hysteria, por Amir K, en flickr. Usada bajo licencia Creative Commons, Attribution 2.0 Generic.

sábado, 11 de julio de 2009

Meme Premio


Ale, me nominó para el siguiente meme:

Honestidad
Imagine que es menos brutal que la de Calamaro.

Las reglas:
• Agradecer al blog que me lo envió (fue lo primero que hice).
• Decir 10 cosas honestas sobre mí (eso lo hare abajo)
• Poner el logo del premio en mi blog (es la imagen de arriba)
• Seleccionar al menos 8 blogs y notificarles que les dí un premio (esos lo pondre la final)


Ahora pues para no perder la costumbre autónoma en este blog, no haga caso de esas reglas, solo la parte del agradecimiento a Ale. El logo lo coloco aquí y hago mención posterior en la sección de premios... sí, hay una, solo he ganado uno, que es una galletita pero mi trabajo me costó, así que sigo presumiéndola.
No nominaré a nadie más, si alguien busca tema para postear, aquí tiene uno, autonomínese para éste meme.


1o cosas honestas sobre mí. Podríamos resumirlo en los últimos 10 post escritos previamente. Algo de verdad habré dicho.

Pero haré un resumen rápido de 10 puntos.

1. Me gusta dormirme tarde y despertarme pasadas las 8 de la mañana.

2. Soy tacólica

3. Solo tengo un único y verdadero amor. El actual.

4. Díganme algo hoy y puedo recordarlo vívidamente en el momento que me sea útil así hayan pasado 10 años. (si es el que alzheimer no me sabotea antes)

5. Juego pero no apuesto.

6. Tengo afición por las cajitas

7. No me gustan los memes, salvo excepciones.

8. Hoy ha sido uno de los pocos días en que no tuve el ánimo para intentar hacer un pan, y son de mis favoritos, los cuernitos.

9. Hace más de 1 mes que no voy al cine

10. Perseverante y quisquillosa, bien podrían ser mis apellidos.

viernes, 10 de julio de 2009

Dulces envenenados

Ohhh sí!

El amor existe.
Ya puedo vigilar al mundo desde mi búnker, nuevamente. El acompañante me dejó su lap desde temprano. Quise corresponder al gesto amable, asegurándole que en las siguientes horas no hurgaré en sus archivos. Luego ya no respondo.
Me tiró a lucas, extrañamente ríe y pregunta si las frases ya las traigo hechas o se me van ocurriendo al instante. Le cuento brevemente la película que ví ayer. "A él no le gustas tanto". Un resumen en 4 palabras: La gente está loca. Me ha entendido perfectamente.

Tengo atenuantes. Lo hice presa del abandono de mi lap, ayer salí del castillo de la pureza, rumbo al changarro donde rento películas. No teman, he ido a paso de tortuga, aunque para estas horas ya los pellejos están más sujetos por iniciativa propia que con el triste hilo de zurcido invisible que traigo. Al regreso de la misión, me quedaron a modo unos bimbuñuelos, así que me instalé a devorarlos en el sillón, dispuesta a disfrutar lo que sea. Y en efecto, era lo que sea. Tuve que hacer pausas, que ocupé en distraerme un poco, en actividades diversas como el ver si ya había nublados en la parte oeste del búnker, álgo bastante útil, como se aprecia.
No fui capaz de ver la película de corridito, me daba mucha flojera. Pero insistí en verla TODA. Hasta hace poco ví Sex and the City, (6 temporadas na'mas), y las ví más por obligación con las culturas populares que por genuino interés, y lo traigo a colación, porque tengo la ligera impresión de que así están las cosas. O ¿por qué se vuelven famosas este tipo de historias?, aunque no hay punto de comparación dado que son productos distintos, pero tienen el denominador común de contar con un público femenino y masculino atraído por estos tintes de "realidad" espeluznante.
Gente ansiosa de amar, que no sabe amarse a sí misma.

Recapitulé algunas etapas de mi vida. Me vacunaron para esos males. Desde que me gustó alguien, fíjense qué casualidad, me gustó el más guapo de la escuela. Pero no recuerdo haberlo padecido. Por supuesto que alimentó a una pequeña monstrua del ego, el más guapo estaba loco de amor por mí. Se la pasaba escribiendo y enviando cartas kilométricas, pero como estaba muy chiquita dije que mejor así de lejecitos. Me habrá odiado, pero se le pasó luego y encima le quité el primer puesto en el ranking de calificaciones.
El caso es, que aunque tuve muchos pretendientes y novios, hubo uno que nada más se me puso difícil. pero he aquí la cuestión... ni uno solo de mis amigos o amigas, me envenenó diciendo que seguramente seríamos felices por siempre. Que es el común en la película. La gente no solo está loca por no ver lo evidente, si alguien no te pela pues no te pela, o que hay gente más atractiva que otra, así te pares de cabeza, si no hay interés, el tiempo que le inviertas ya va bajo tu propio costo. Lo peor de todo el embrollo es ¿de dónde sacan esas amistades que les endulzan el oído, y les preparan el empujoncito al abismo?

Hechos inverosímiles: Los finales de las historias me parecieron el dulce envenenado a la bola de viejas histéricas que piensan que SÍ se casarán con ellas, alguien, algun día. La chica bruta enamora al "insensible" o al más sensato de la película. Los que son infieles terminan solos... otra patraña que solo se les ocurre a las divorciadas. Y la chica guapísima también termina sola... eso lo escribió un gay o una fea.


Y por andar despotricando contra las feas y cursis, ha caído una fea mosca en mi jugo. Ahogóse por ventajosa.

Ahhh quería comentarles, en la primera cita con el acompañante, lo dejé plantado porque se me hizo bolas la agenda, en la segunda cita, me dejó plantada, y a la tercera cita, éramos los más encantadores. Creo que si alguno de los dos hubiera mantenido una sola sospecha, un solo movimiento anticipado o presupuesto alguna jugarreta por parte del otro, no habría existido una siguiente salida.

No pretendo que mi actuar sea algo común, ni tampoco existen muchos acompañantes como el que tengo, pero sí sé que uno de los errores frecuentes, suceden cuando ls personas se anticipan, sin dejar que las cosas ocurran. El siguiente error es dudar que es real o incluso ponerlo a votación, si se lo merecen o no.


Pero, no lo niego, me divierto mucho viendo/leyendo cómo se dan de topes con la pared, jeje eventualmente ocurren sorpresas y entonces sí, todos los embustes adquieren tintes de realidad.

jueves, 9 de julio de 2009

Cable a tierra


Escuché el paso de uno de los 4 jinetes del apocalipsis, cuando el cable de mi adaptador de corriente de la lap empezó a hacer un ruido extraño. Trrriist, fue todo lo que dijo. En efecto, se murió todito.

Afortunadamente la batería estaba completa, así que me dió tiempo de bajar algun programita y tomar algunos datos.
Tuve que recordar viejos tiempos, e intentar una conexión vía módem telefónico, en un equipo que me he resistido a tirar a la basura. Digamos que es un objeto de colección. Además cuenta con TheSims, con todas sus extensiones. Una verdadera joya.

Ahora el problema radicaba en intentar conectar el cachivache al mundo sideral, saqué del baúl un cableado que ya ni las patitas de entrada al teléfono les funcionan, (ven por qué siempre es útil un diurex?), y en el nombre sea de Dios, dice la atea... trshhh trshhhhh trsshhhhh.... toing, toing, toing...había olvidado ese tono musical, que te hacía presentir cuando estabas a punto de lograr la conexión.


Voilà!!!


Mta no me pregunten más. Es inconfesable la versión del navegador .... cof cof, Explorer con que cuenta. Heyyy pero tiene bocinas, navego por alguna páginas. Lo del msn fue a modo experimental. FB solo lo veo de lejecitos, y la mayoría de personas que conozco no usan el Twitter que es digamos lo más decente que veo.


La verdad, que lo hice por pura necedad. No es lo mismo que no tenga que hacer, a que NO pueda hacer algo tan cotidiano como es entrar a internet. Mi vida virtual, podría esperarme, no creo que mi correo se sature por un día de ausencia, y mis blogmigos llevan un posteo así de trote ligero, que nada los fatiga.

Hoy descubrí, que el internet es totalmente distinto a lo que teníamos hace apenas... 3 años, y al de ayer. De repente más de uno va ahí sin mucho empeño, coordinando 2 dedos para teclear mientras el mundo hace el resto. Acabo de recordar, que llevé un curso de computación en la prepa. Creo que hay gente aquí que pensará que miento. El monitor era monocromático. Cuando realizar un programa para la siguiente operación: A+B=C, (enter) te hacía ver como el nerd de la clase.
Yo no quiero que vuelvan esos tiempos. Quiero mi conexión inalámbrica y mi equipo súper ultra sofisticado, donde entrar a youtube sea lo más sencillo del mundo, o que cualquier tonto pueda hacerlo.


Ahora casi todo ocupa imagen y sonido, con razón hay menos lectores, hasta en internet.



Foto: By order of the Emperor, I cut of your internet (aka Hadopi Wars), por Stéfan en Flickr. Usada bajo licencia Creative Commons Attribution Noncommercial Share Alike 2.0.

miércoles, 8 de julio de 2009

Samurai (iii)

Verán, lo que diga en adelante lo respaldo con recetas médicas.

Aún no anoto una letra sobre los comentarios que tuvieron a bien dejar en este changarro. Llegaron todos los mensajes, solo que voy con calma en la respuesta personalizada.
Lo que me apura por contarles, antes de que me gane la amnesia, es que hoy, antes de las 6 de la mañana traía ya en el tintero 3 temas para mi blog. Dado que sabía que no tendría más que hacer que contemplarme las lagañas, escribir es una buena forma de matar el tiempo, o dejar que las letras maten a uno que otro lector.

Reconozco que el bagaje cultural que me cargo luego trae unos destellitos como de diamantina en fiesta de quince años. Humilde pero sencillo.
Sí, así medio fuera de lugar. Ya lo he explicado hasta el hartazgo. Pero todas esas piezas se han acomodado a mi conveniencia. Entonces cuando algo me aflige sobremanera, me acuerdo de Kalimán, pequeña solitita. O si veo un realismo mágico, Márquez les llegó tarde, porque los Burrón ya estaban con las tortillas de cartón.
Pero todo, tiene una explicación. Luego en Lost lo mencionaron y yo digo, esto ya lo viví.
Así que hoy a media lagaña, cuando llegó a mi mente el tema que me ocupa, dije, de éste texto me lanzo al estrellato blogueril.
Existieron en una época situada en mi infancia no tan tierna, unos libracos, del que más recuerdo y que es decir mucho, se llamaba La espada del Samurai. Era un texto interactivo en cuanto a que uno va eligiendo las opciones. En adelante diré una barbaridad. El libro me resultó una especie de Rayuela, pero para chamacos. Claro, a los 8-9 años, una se maravilla con poco. A los 35 creo que no he cambiado gran cosa.
Pero ya entiendo la diferencia entre Rayuela y mi librito éste.

Ya yendo por partes y con más calma, lo curioso es que uno llega a buen final si elige las opciones más sensatas. Lo que sea que eso signifique. Y eso me marcó para toda mi vida. Todo el tiempo tengo opciones y sigo pensando que es un juego, y que si elijo bien, agudizando la antena, eligiré el mejor camino.
Sí, es una posición muy romántica ante la vida. Porque cuando conocí a Murphy y sus leyes, tuve extraños episodios que solo el surrealismo explica. Podré en ocasiones ser cínica, lo reconozco, (no lo sería si no lo hiciera, cajum). Pero de todas las versiones, y aunque hasta ahora lo tuve en flashazo matutino, me convenzo de que soy una idealista. Para mí sí hay samurais, quienes encuentran que el objetivo no era la espada, sino que su persona era la mejor arma, curiosamente se trata de su nobleza. El libro también era tramposito.

Enigmas de la naturaleza, pero un libro desarrollado así, dependiendo de la lectura que le das, forma parte de los encantos que a temprana edad te captura para volverte fan de las letras.


Los otros temas, ahí se los encargo. Uno es sobre un tenate. Y el otro que me urge un curso flash para editar videos.





Foto: tomada de Ebay con un iluso que quiere vender el librito.

jueves, 2 de julio de 2009

Pay de queso



No tenía contemplado colocar la receta, porque ya anteriormente había subido la versión con piña.
Pero, mi amiga Sofy, nunca vió el link que le mostré y espera ansiosamente que aparezca (nuevamente) la receta en mi blog. Ustedes disculpen, tampoco le he dado mucha vista a la sección "buscar en el blog".
Aunque viéndolo mejor, no podía desperdiciar la oportunidad de saborear a más de uno; facilitarle a más de dos la búsqueda de la receta; y por si fuera poco, de mi parte para resarcir un pequeño error, ya que en la foto anterior, ahora me percaté, que me salió chamuscadita la orilla, y mejor coloco una foto menos morena.

Pasemos pues a lo que nos ocupa, la receta facilita, para dummies, pero sin caer en las horribles costras para pay pre-elaboradas, ni los abominables pays de galletas marías. No si albergan aspiraciones de paladar gourmet.


Ingredientes:
Para la costra del pay

1 taza de harina cernida
90 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
2 cucharaditas de azúcar
media cucharadita de sal
un chorrito de esencia de vainilla (opcional)
5 cucharadas de agua fría


Para el relleno:
100 gramos de queso crema (fiorello, o philadelphia)
300 gramos de queso crema chiapaneco.
(si no consigue el queso chiapaneco, pues ocupe los 400 gramos del primer tipo)

4 huevos
1 lata de leche condensada
1/3 de taza de jugo de limón


Preparación:
En un recipiente, colocar la harina cernida, la mantequilla en trozos pequeños, la sal y el azúcar. Revolver ayudándose con un tenedor y procurando fragmentar lo más posible la mantequilla incorporándola a la harina. Finalmente, deje a un lado el tenedor y con sus dedos, sentirá la textura de esta masa de una textura "arenosita", ahora con ayuda de una cuchara, agregue una cucharada, amase, nuevamente agregue otra cucharada y vuelva a amasar, así, irá agregando una a una, hasta completar sus 5 cucharadas. De ésta manera evitará que la masa se torne pegajosa, y logrará una pasta muy flexible y elástica.
Ahora, coloque sobre su mesa ligeramente enharinada, y con ayuda de un rodillo, extienda lo más parejo posible y del tamaño adecuado para su molde.


Engrase su molde, enharínelo, luego coloque su pasta. Hornear de 8 a 10 minutos a 200 °C.
Mientras tanto, prepare el relleno. En su licuadora o con ayuda de un multiquick, mezcle la leche condensada, el queso, el limón y los huevos.
Retire la pasta del horno, una vez pasado el tiempo mencionado. Ahora vierta el relleno. Vuelva a meter al horno aproximadamente 25-30 minutos.

Listo, tiene su pay de queso, verá que me dará la razón en que es de los más deliciosos del mundo.



miércoles, 1 de julio de 2009

San Roque


La foto la tomé el día de ayer, atrás de la iglesia de San Roque, localizada en el centro histórico de Puebla, sobre Palafox y Mendoza. No se crean que por muy devota, que soy atea de clóset. Andaba en el paseo, luego de recoger un encarguito. Así que involuntariamente hubo un guía, conocido de una amiga. Resulta que en esa casona, aunque ahora hay oficinas de gobierno, anteriormente hubo en el traspatio unos cuartos que eran ocupados como manicomio. Lo bueno es que ya no. Me imagino que faltarían cuartos para guardar a todos.


Si encerraran a todos los blogueros enloquecidos, ¿quién cierra la puerta?

Otros chismes de este mismo blog

Blog Widget by LinkWithin