martes, 8 de diciembre de 2009

Corte informativo


Estamos en lo dicho, mi acompañante y yo quedamos bien agarradotes del cable de alta tensión, nada más no le suban al interruptor.

¿Se acuerdan del episodio apocalíptico del mes pasado?. Bueno, hay gente terca y aquí su servilleta.
Espero tener buenas noticias para el mundo en un tiempo relativamente corto, nada más que lo que es hoy, se me está complicando ese asunto del 1+1 y las cuentas no terminan por ajustar, ya ni Casterns me explica con manzanas.

Mañana mismo me dirigen a unos estudios más, de aquí yo creo que me promueven para el museo de historia natural. Especímena antropoide que acostumbraba usar pantalones pitillo en una era distinta, murióse congelada a pesar de las pieles (propias) que le cubrían.

Pronostico que el miedo y yo nos haremos compadres un día, cuando por cansancio deje de intentar amedrentarme, porque tal parece que ya me estoy creciendo al castigo. O se me está fundiendo la parte que avisa que hay peligro, y debo correr para salvarme del mamut.

Un día les contaré, esa apasionante historia de células tan pequeñas que hacen un verdadero desbarajuste, y la de los pequeños transmisores que no se les da la gana trabajar y otros que cuando lo hacen mejor hubiera sido que se quedaran quietos. También tengo que contarles mi extraña afinidad por caer en el porcentaje pequeño de las estadísticas, ojalá fuera por aparecer en la lista Forbes.

En fin, la vida hay que verla con alegría, con entusiasmo.... y 1,2, 3... Tal como repetía un disco rayado de gimnasia en su hogar.









Foto: high voltage, por xb3 en flickr. Usada bajo licencia Creative Commons Attribution 2.0 Generic.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Talachas S.A.


Ayyy ay ay ay, caaaanta y no llores!!

En nuestra parsimoniosa dinámica, el acompañante y yo echamos por suertes las faenas.
1. Comprar hilos en azul cielo y blanco absoluto, lo que sea que eso signifique.
2. Comprar un tendedero retráctil en HomeDepot.

Como está visto, acomodé la logística para que pareciera más atractiva la primera propuesta, no me digan cómo pero estoy segura que convencí ayudándome del cansancio y la sensata decisión del acompañante de no escuchar (una vez más) el por qué era importante escoger colores con luz de tarde, en vez de el foco de la tarde-noche.

Luego de paseo a la tienda de artículos domésticos, y que hay opciones hasta como para construir otro búnker. Ya me tengo casi que aprendida la tienda así que dirigí sin costo alguno al acompañante, y nos hicimos de un tendedero de 5 líneas. El anterior y que salió vencido luego de varios meses de sostener fielmente el calzonerío era de 3.
Así que innovarse o morir.

No sé si sepan, pero les voy a contar... hace algunos años, desde antes de que el acompañante apareciera dando un salto triple mortal desde su papel de extra a actor principal, yo ya venía puliendo ciertas habilidades consideradas masculinas, y contaba con una variedad básica de herramientas, las cuales uso sin temor alguno. Nunca paseo con una navaja tipo Rambo, pero de que existe y se usa en ciertos casos, no hay duda.
Cuando el acompañante se hizo de los favores de la que aquí suscribe, le entregué las llaves de mi reino, la contraseña de mi lap, el control remoto de la tele y mi preciada caja de herramientas... todo el ponchipaquete incluye un taladro y cegueta.
Love is in the air.

El acompañante ha tenido días en que lo veo envalentonarse. Perfectamente desde sus inicios supe que no sabía cómo usar el taladro, nada más por no dejar le dí la noción básica. Al menos para que la broca no saliera en contra mía. En cuanto aprendió, tuve que detener que hiciera más hoyos en el búnker.

En cierta ocasión, casi nos lanzamos a mordidas por una cuestión técnica para destornillar una caja, y aprendí que cuando hay herramientas de por medio, es muy sexy mostrar conocimientos al respecto, pero una adquiere poderes inmortales en cuanto se vuelve LA asistente del que "sabe" arreglar los chirristores.

Hay que aprender a manejar un perfil bajo. Pero eso no evita que uno pierda diversión. Así que para la colocada del tendedero retráctil, mi buen acompañante sacó el taladro, ágil y velozmente como supondría cualquiera. Yo salí atrás suyo, cargando la caja de herramientas y una extensión para el taladro, a menos que mi acompañante pensara que también era inalámbrico.
Para su mala suerte tengo un ojo calculador, casi tan exacto como mi corazón. Así mantuvimos interesantes diálogos: -
Yo digo que está chueco, mide bien.
-No, no y no.
Me resigno, hace una pirueta, se alza sobre sus puntas, tuerce las manos y yo haciendo mutis. Insisto, -quedó chueco. Le conmino a usar el nivel. Lo dicho, está chueco. Recompone y decide hacer los hoyos in.gue.su.

Ojalá nada más hubiera sido chueco, que para un tendedero todavía podíamos alegar cierta estética y practicidad para tener unos cables más arriba que otros. Simple y sencillamente el armastote no se sostendría, por la regla de que un hoyo no empata con otro hoyo y no hay tornillo que haga zig-zag.

A esas alturas tenía la tentación de reírme a sus costillas, pero aguanté como las grandes. Me fui por un banquito, no para ver con mayor comodidad el sufrimiento del Gurú de las herramientas., sino para que mi máster se subiera y tomara otra perspectiva... a ver si así la hacemos.
Si algun día tengo que hacer casting, debo anotar en mi CV, que soy asistente profesional. Antes que mi jefazo pensara en usar un martillo, ahí estaba yo, presta a extenderlo., desarmador, pivote, tornillito... tendrás uno más delgado?... ahí está, todo listo y a la orden.

Antes de que diera por terminada su obra maestra yo ya había recogido hasta el último clavo, y enrrollaba la extensión eléctrica.

"Después de todo, estaba muy sencillo"....cuando le escuché eso, solo asentí. Yes Sr.

Podría portarme como una hija de la fregada que soy, con todo respeto para mi jechu. Cuando me empeño hago el papel honroso. Pero en el amor también hay conveniencias. Tal vez el acompañante no es el más diestro, pero aprende rápido, y si algo funciona es que cada uno es lo mejor de sí mismo al lado del otro.

Hasta para agarrarnos de un cable de alta tensión.







Foto: Chocolate Tools, por JanneM en Flickr. Usada bajo licencia Creative Commons Attribution -NonCommercial Share Alike 2.0 Generic

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Cambios drásticos


Los anuncios del fin de una era llegaron a bordo de un coche azul. Cuando se emparejó a la acera para aventar el piropo hacia mi persona, me sentí rara. Mi abuelo sería más joven que el tipo que me miraba de esa forma. Los piropos los agradezco en lo más profundo de mi corazón, aunque por fuera mantenga mi acostumbrada cara de póquer.

Decidí cambiar de acera para evitar el acecho.

La verdad, ha sido de esas ocasiones en que me sentí muy incómoda. Me reí al recordar el episodio donde Samantha Jones se arrepiente de un amor otoñal al verle las arrugas... de los glúteos.

Bueno, un hecho aislado, como pude ser yo, habría sido cualquiera, decidí borrar el episodio y seguir en la entrega de la película que había rentado.
Dos días después, en mi afanosa tarea de buscar cierto color de hilos para la combinación perfecta, tal como mi gen perfeccionista impulsa... y triste mi calavera. Donde menos lo esperé, afuera de una tienda de electrodomésticos, un octagenario me lanza un silbido y un piropo.

Qué me falta? En vez de ser la representante de los sueños húmedos de estudiantes pubertos, mi destino será el de enfermerita en el asilo?

Pues no señor. He tomado una decisión, no es que me niegue a que mis admiradores sean de un otoño que parece más invierno. Nada más que se cumplan los siguientes requisitos: Tener la mitad de la fortuna de Hugh Hefner testamentada a mi favor, con un riguroso doble riesgo cardiaco.

Asilo Demasiado Ego, A.C.


Foto: Half young, half old, but still an apple..., por Artifex, en Flickr. Usada bajo licencia Creative Common 2.0 Generic.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Correos fatales

Hoy llegó esto a mi correo:

Pierde todos los kilos de sobrepeso que tienes con el programa de perdida de peso mas exitoso del planeta!

>> EMPEZAR AHORA <<



:((((



Ya no hay moral!!!!!!!!!!!

Por unos taquitos de pibil, una empanada de mole amarillo, tamales de mole, pan de yema una que otra taza de chocolate con leche, memelitas y unos bimbuñuelos ya me creyeron gorda????????



¡Qué gente!

martes, 24 de noviembre de 2009

Calzadofilia II

Ya en otro post, comentaba sobre esa afición, de la cual culpo a mis genes. Me encantan los zapatos.

Pero aciago mi destino, o triste mi calaverita para los más entendidos, la mayor parte de zapaterías manejan de la talla 22 al 26. Y háganle como quieran.
Plop.

Así que mi cartera está a salvo., recorro zapaterías de pé a pá donde mis ojitos nada más se entusiasman, buscando tesoros perdidos. Ahí voy de quejumbres, pero encima de todo tengo los pies flacos, y no sé que se piensan los fabricantes, ¿que si una calza más del 6 ya es una gorda timbona?

Yo creo que el problema es mi situación geográfica, aunque hay gente de talla más grande que la mía, en estos territorios, pues tal vez hagan compras en otro lado al que yo no voy. E-bay, amazon, hasta mercado libre podrían ser una opción. De no ser porque soy un poquitín quisquillosa. Si una costura, o un hilo está mal puesto, nada más no me siento a gusto. La princesa del guisante versión moderna, aquí.

Hoy, luego de una pequeña jornada de trabajo, me dí a la ardua tarea de buscarme unos botines, ¡ah tan lindos que se ven!. Ví varios, pocos me quedan por supuesto, algunos como zancos, sin embargo, ya no aguanto los taconazos inmensos, se ven lindísimos aunque siendo honesta, no van bien para ninguna columna vertebral. A no ser que una los cargue en la mano mientras deambula por las calles, brincando charcos, sorteando empedrados. O ponérselos para la pura foto. Si por comodidad fuera, todos andaríamos de babuchas, pero el ying-yang debe estar presente, o sea, hay que buscarlos cómodos, sin que sean tan horrorosos.

Sí, soy adicta a los zapatos. No tengo tantos como quisiera por lo ya detallado arriba. Ahorita ando viendo donde colocar los 2 pares que me compré aprovechando que encontré de mi gusto, talla y precio. Unas gangas que no deben desaprovecharse.
El acompañante se niega a ver la escena exacta ( y cualquier otra) de Sex and the City, donde Mr. Big le regala el inmenso vestidor a la protagonista narizona, mi compañera., y aunque lo viera, mejor ni pienso la cara de pared que haría.

Me urge una rehabilitación, nada más que compre unos zapatos verde olivo divinos que ví hoy y ya, por un tiempo más o menos largo, un par de meses es mucho tiempo (¿?).


Por último, ahí nada más como buzón de opiniones, ¿les parece que lucen bien las medias, mallones, pantalones ajustados con botas/botines? ¿O nada más es un mito urbano?

domingo, 15 de noviembre de 2009

Fito Páez, concierto en Puebla

Ni tarda ni perezosa, ayer me fugué al concierto de Fito Páez en el zócalo de la ciudad de Puebla. La cita era a las 8:00 p.m.
Es la primera vez que le escucho cantar en vivo, y habría pagado por ello, pero encima de todo fue gratuito.
Luego de una tarde fría, y mi acompañante desde que adquirí mis pantalones pitillo se habrá sentido con la obligación moral de darme recomendaciones y en esta ocasión no tan sutil sugerencia de que debía llevar un abrigo, hice lo que casi siempre, no hacer caso. Está bien, es un concierto gratuito, tampoco hay que ir disfrazado de indigente., evité el abrigo y saqué mi disfraz de ocasión, mi chaqueta de piel en color negro.
De inicio tenía pensado irme en microbús, solo que he perdido práctica en el alaciado de pelo, y no me quedó de otra que tomar un taxi. El egomóvil no circula cuando se trata de ir al centro, la última vez pagué una cantidad estratosférica en el estacionamiento público que es más privado y caro que nada.

Finalmente, llegué al centro de la ciudad, en el café de siempre, como acordé con mi amiga y su amo. Pequeño personaje de 3 años de edad, que es la mar de ingenioso, solo que ayer se le ocurrió tomar una siesta larga. Dado que no llegaban sus abuelos, fui enviada en misión especial a las profundidades de la muchedumbre. Cuando menos lo pensé ya estaba en el centro, coreando las canciones y zangoloteando mi cuerpecito. Sí, soy fan.
Escuchar en vivo a Fito ha sido un regalo, al menos ese disco de canciones preferidas que suena con frecuencia en el egomóvil, no está tan pasado de moda.

Ayer, mientras canturreaba, observaba. Una señora, extrañada porque el artista hablaba como argentino, ¿habrá ido solo por cuidar a sus hijos?, obligada por las circunstancias. Personajes que aspiraran a una chamba de guardias de inseguridad, solo por que se paran en bloque y son inamovibles, pero estaban ausentes, ni siquiera reflejaban una emoción en sus rostros más que la de indiferencia. Habrán ido caminando por ahí y cataplum les cayó la raza de pronto. Algunas personas ingiriendo cerveza, dejando botellas de vidrio por doquier. Unos más fumando, algo más que tabaco.
A pesar de todos, nadie me evitó disfrutar a Fito. Lamentablemente siento que muchos del auditorio ni siquiera les importaba lo que ocurría en el escenario. Luego uno se mal acostumbra y se piensa que cuando se es gratis no se valora. Ojalá en esos eventos hicieran 2 secciones, adelante los superfans, que saben por lo menos 5 canciones del artista. Atrás, en la segunda sección, los mirones sin quehacer.

Les dejo un fragmento de una canción, hice otras tomas pero están bien chafas, seguramente por la red abundan mejores fotos y videos de Fito Páez, yo solo fui a disfrutar el concierto. Definitivamente hay recuerdos que no voy a olvidar.

video

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Gracias Facebook

Mis enajenados amigos en facebook. Ahora les conozco menos.

Empezó como moda y ahora casi todos están obsesionados en alguna aplicación. Ahh extraño aquellos tiempos en los que todavía se podía charlar por internet.
Tanto el twitter como el facebook no terminan por agradarme. Hice y rehice mi lista de contactos.
La metodología de clasificación ha sido por el nivel de idioma amigueril que hablan.

Así, está el nivel básico: Todos aquellos con quienes he platicado una o dos veces, en términos amables, sin llegar a intercambiar puntos de vista ni compartir experiencias ajenas al sitio de internet donde nos conocimos. Un montón de gente quedó acá.

El nivel intermedio: Aquellos con quienes he platicado en alguna temporada, con quienes siento empatía, y en lo general hay buena aceptación, aunque no profundicemos las pláticas.

El nivel avanzado: Los cuadernos de doble raya. Les ayudan alguna o todas las características siguientes: los años, el ingenio, habilidad de conversación, o tienen un brillo especial y no es de grasa, sino de gracia. Aunque no platiquemos seguido, en ratos breves hacen resurgir todo su potencial de buenos amigos.


La raza, con quienes guardo un lazo de parentela y no hay manera de cambiarlo, así que estamos muy acostumbrados a llamarnos parientes.

Hay unos grupos especiales, que digamos es gente con quien ni siquiera platico, me habrán agregado porque vieron en otro perfil mi cuenta y exclamaron: mira está de moda agregar aunque no conozcas.  !!!!!!! (mmmta)


Tal vez sería una buena forma de conocer gente, pero lo único que me llega son sus avances en las aplicaciones, entonces les conozco por lo que juegan y por su grado de adicción. Bonita manera.

Hay muchas cosas que se pueden ver en internet, la velocidad a veces acarrea brevedad y superficialidad. Por eso no me convence el twitter. Noticias cortas pero poca sustancia, salvo algunas honrosas excepciones. Prefiero los textos largos, en papel y en páginas cibernéticas. Me divierte perderme entre palabras algunas con más sentido que otras. Pero si de conocer gente se trata, los pocos fragmentos que muestran los blogueros son sin duda mucho más divertidos.


... sí, está en la ventanilla de quejas. Un medio de comunicación parece ser que está funcionando justo en sentido contrario, con la enajenación y distanciamiento.

viernes, 30 de octubre de 2009

Crónicas de viaje

Nada bueno trae el madrugar. Ayer, ante la inminente partida, hice mi maleta presurosa. Apenas con un par de zapatos se llenó  más de la mitad de mi equipaje. Necesito una maleta mediana en color rojo, no cabe duda.
Feliz como lombriz, me dispuse a dormir mucho más temprano que lo acostumbrado. Claro, estuve con los ojos pelones pensando vaya usted a saber qué tanta cosa. Hoy, apenas cantó mi gallo, salí de la cama como balazo. Si hicieran una competencia de viajeros, debieran ver en qué tiempo estaba bañada, peinada y con mis cachivaches listos, fácilmente impondría un récord mundial. Pues total que mis prisas me condujeron a que pueda analizar con toda la calma pachona, detalle a detalle la terminal de autobuses, hasta el último tornillo. Faltando 3 horas y media para partir. Aquí hay una costumbre muy poblana, al principio me llamó mucho la atención, pero es fácilmente comprensible. La CAPU está ubicada en un sitio estratégicamente poco alentador para venir a comprar los boletos con antelación. Sin puntos de venta de ticketbus en algun sitio, o al menos permanecen como los secretos mejor guardados de la entidad. Así que llegué con el tiempo de sobra para comprar mi boleto y cua cua cuá. A esperar se ha dicho.

Nunca me ha gustado esperar, cargar o asolearme. Al menos estoy bajo techo. Dada la desventura, me decidí a entretenerme en una actividad recreativa. Restringir mis contactos, y la más importante de todas. Al msn macuarro, le he prohibido en la casilla correspondiente, que me notifique cada que entre cualquier contacto. La cuatitud que sin reparos me habla solo por gusto siempre son bien recibidos, los tímidos o que solo me agregaron por hacer bulto, ni avisen que llegan o se van, yo les busco, ya tengo sus datos.
Desde hace días ya me sentía motivada a hacerlo, con uno que otro contacto que entra y sale cada 3 minutos, o peor aún sus envirulados programas para avisarte 5 veces consecutivas que ya se conectaron. También podría eliminarles, como suelo hacer con la gente que de forma constante me envía FW, que la más de las veces terminan sin ser vistos en el bote de la basura cibernético. Solo que tampoco es para tanto. Si su error es que se les desconecta su equipo chafa a cada rato, ni modo que les niegue mi amistad nada más por pobres.

El FB, casi no tiene restricciones, solo para admitir nuevos contactos, el acceso desde hace un tiempo es a gente con la que charlo. Porque con la función de "también puedes conocerle" empezaron a llegar muchas peticiones de gente que no tengo ni idea de quiénes son y para evitar que suceda lo mismo que en Hi5, he preferido al menos cruzar una que otra palabra con la gente que se ostenta como "mis amigos" en esa red social.  Por cierto, probé la modalidad de "listas" de amigos, pero descubrí que te limita a 20 mensajes, así que la función no me sirvió de nada porque las listas sobrepasan ese número y no da la opción de escoger más que yéndose a toda la lista común, o sea que para el caso es lo mismo. Si alguien sabe, favor de darme un cursillo flash, de si es posible  postear mensajes en el muro que solo sean visibles para ciertos contactos usando esas listas de amigos.

Está visto que me preparo para Navidad, renace con más fuerza que nunca mi espíritu grinch. Ya decía yo, nada bueno tiene eso de madrugar y estar esperando. Ahora no queda más que quitarme las chinguiñas y enfocarme en mis planes de dominar al mundo.

martes, 27 de octubre de 2009

Meme Premio

Un regalito que me da Claudette, de repente me dan urticaria los memes, pero algunas veces, por cuatitud o por que están entretenidos o porque de plano estoy muy ociosa, no pongo resistencia.









1. Cuál es tu obsesión en estos momentos?
No colecciono obsesiones.

2. Cuál es tu horóscopo?
R.- Virginalmente Virgo.

3. Qué llevas puesto hoy?
R.-Playera, suéter, falda de mezclilla, zapatos casuales.

4. Qué es lo último que compraste?
R.- Unos jeans

5. Qué pienso de la persona que me escogió? Por respeto al público, prefiero omitir esa parte. (!!!!)


6. Qué hay para cenar?
Todavía estoy digiriendo el desayuno, qué ganas de apresurarme el día!

7. Cuál es tu década preferida? La que incluya los últimos diez años.

8. Cuáles son tus must-have para el verano?
Vestidos de lino, sandalias.

9. Qué te encantaría permitirte? 
Hay algo que me falte por permitirme? jeje

10. De tu armario, cuál es tu prenda favorita? Un vestido morado, de algodón.

11. Cuál es el trabajo de tus sueños? El mismo que tengo pero con mayores ingresos.

12. Cuál es tu revista favorita? Algarabía

13. Qué consideras una metedura de pata en moda? Las hombreras.

14. Describe tu estilo... clásicamente casual.

15. Cuál es tu Beatle favorito? John Lenon

16. De qué te enorgulleces? De saber utilizar lo que soy para beneficio propio y ajeno.

Y le doy el premio a…

A ver si tan valientes!

sábado, 24 de octubre de 2009

Una de jeans


Pues ahí voy sin que me manden.

Desde hace un tiempo solo les veía en los aparadores y seguía de largo, luego empecé a probarme unos y otros de esos jeans tan entallados. Los resultados desastrosos. Mi madre opina que soy menudita. Comparada al grandulón de mi hermano soy una belleza frágil en tamaño miniatura. Ya en el mundo real, pues soy mujer de anca grande. Latina caderona. Ya ni llorar es bueno.

Total, que lo que luego comprendí era una ganancia, lo he vivido como sacrificio, tratando de disimular mis sinuosas curvas. Un vestido con estampados grandes y tacones altos me pone en alto peligro. Más de uno puede confundir mi profesión, y a mí que me sobra la decencia!, eso sí es una ironía.

Pues la mártir del búnker. Cabizbaja y meditabunda por los centros comerciales, viendo pasar de largo a tan alegres mujeres, luciendo ESOS jeans pitillo. Ahh suspiraba, imaginando esa belleza ideal, tanta elegancia, muerta de celos y odiando mis jamones.

Pero esta semana, cuando menos me lo esperé, apareció el amor en mi vida. Los jeans perfectos, tan estrechos y en cuanto me los probé, en los vestidores, por donde les viera, sentía que eran justo los que tanto había soñado. Seguramente confeccionado por las manos artesanas de duendes mágicos. Total, ¿cuánto es caro?
Son míos, solo míos.
Esperaba con ansiedad, una pequeña insinuación para salir, a donde sea.

Y lo dicho, una ajuaréandose tanto, y al final terminé haciendo lo que nunca hago. ¡Háganme el favor!, pedirle opinión al acompañante. Me acuerdo perfecto, el año pasado cuando salí con mis medias azules y me preguntó si así andaría por la calle... Claro, es la última moda!. Y mi valentía dió soporte a la vanguardia.

Ok, en unos años también a mí me parecerá raro. El alien no ve páginas ni revistas de moda y soy la última interesada en que las vea.

Pero hoy, lancé una de esas preguntas que quien sabe cuál será la respuesta correcta, me veía una y otra vez ante el espejo, entre mi felicidad momentánea de la nueva garra y esa sutil pero lastimera inseguridad sobre lo que ves o piensas que estás viendo.

¿Parezco como Los Caifanes?. Ver look.

Les digo, de esas preguntas de alta complejidad.

El alien rió y mejor ya ni averigüar. Loca ya estaba desde antes que me conociera.

Entaconada, en mi egomóvil. Me iba riendo sola. Recordaba la risa del acompañante, y cuando le cuente que no solo son de poca tela a lo ancho de las piernas, sino también del largo en el área que cubre el cabuz. A medio camino, un aire colado en la retaguardia. Al menos llevaba una chaqueta larga y no hubo desfiguros al sentarme en cuanto lugar público pasé.

Al menos ya viví lo que es traer esos pantalones, ya solo falta el look con bototas por fuera.

Pensar que hace miles de años, ahorré mis domingos, trabajos de verano, para unos jeans Pepe, que ya los vendían rotos.
Mjm. Luego preferí comprarlos nuevos y darles el look roto pasado un tiempo. Ya instalados en la prehistoria, mucho antes, hubo unos jeans como chorizo, o sea con resorte a los lados.También los deslavados fino o gruesamente, colores sólidos, a colores distintos a la gama azul, el clásico jeans negro salvador. Hasta que mi guitarroso cuerpo se estacionó finalmente en jeans de corte recto. ¡Ah, pero no pude aguantarme las ganas de innovar, tantito!.









domingo, 18 de octubre de 2009

Retrato de un cadáver

Tan bonito que volaba.


Ahora reza en su epitafio: "Hasta el final, hizo frente a los obstáculos".


Tengo fuertes sospechas de que ha sido asesinado. Esas hipótesis de que iba a exceso de velocidad o que era un kamikaze no cuadra. Habrá que ver que dice la autopsia.



miércoles, 14 de octubre de 2009

4o. Festival de Blogs Swinger

Dentro del festival hoy tengo el gusto de tener como colaboradora invitada, Ann, quien nos compartirá una de sus locas ideas, disfrútenla y llevemos a cabo ésta propuesta.


Quiero ser la novia mala de una telenovela


si, esa a la que todo le sale según lo planeado e incluso mejor, la que es rica, hermosa, a la que quiere la suegra. ser la inteligente de una historia llena de tontos que crean todo lo que digo y nunca descubran mis negras y egoístas intenciones. quiero ser la que se escabecha al guapo y tonto novio rico para que se quede conmigo y yo con su fortuna. quiero ser la que aprovecha las situaciones y se confabula con el malo guapo y brillante para separar a las parejas. quiero ser la novia mala de una telenovela en la que por supuesto ganen los malos, y que ganen por inteligentes, los buenos son demasiado tontos, demasiado confiados e inocentes. ya ensaye todas las expresiones, tengo la no. 14 que es "te juro que no tengo que ver con eso!!" que usare cuando me lleguen a reclamar alguna mala jugada que hice a escondidas de todos, la no. 26 "puedes confiar en mi" esa la voy a sacar cuando la suegra me diga el mas profundo secreto que después usare en contra ella para tenerla de mi lado, y que me dicen de la no. 5 "no me dejes que me mato" esa es básica! para cuando el galán en cuestión intente terminar conmigo por seguir a su verdadero amor (patrañas) y lo haga quedarse a mi lado awiwi. quiero tener la labia suficiente para que tooodos crean tooodo lo que digo y nadie tenga el valor de ir y comprobarlo para que así me salga con la mía, y nada de que en el ultimo capitulo todo se descubre y yo vaya a dar al bote mas pobre que un indigente del centro o que muera quemada o jaladas así. no el final de mi telenovela sera que yo me caso con el chiquitopapagalan y tenemos una sensacional boda a la cual asistirá la buena tonta y llorara y llorara pero no tendrá el valor de impedirla ni él de dejarme por que la neta le gusto mas yo que ella, después del mega pachangon de tres días tendremos una luna de miel de ensueño de donde volveremos con un bronceado de persiana pero tanta pasión dejara estragos en el dejando su voluntad y su fortuna en mi poder, ja. por eso y mucho mas quiero ser la novia mala de una telenovela, aunque aún no he pensado en el titulo....


¡Gracias Ann!
Mi post podrán leerlo en La Barraca de Georg's


viernes, 9 de octubre de 2009

I love DF


¿Es comparable a la misma frase con terminación NY?

Pues bueno, ando por estos rumbos tan raros. Realismo mágico, o un lienzo con colores contrastantes. O surrealismo postmoderno...

El caso es que quien no ame al DF, lo verá raro tirando a gacho. Y yo estoy en el club de las que inexplicablemente y por muchas razones ésta ciudad forma parte de mí, así que lo veo raro-chido, con esas rarezas de amor apache.
Aunque apaches parecen varios.


Fui a conocer más por obligación que por verdadero gusto por el tour, los rumbos de Interlomas. Les platico que es un verdadero relajito.
Yo que sentía que ya dominaba el mundo.
Cuando llegué vía TAPO, como toda cosmopolita abordando el metro que ya me sé de memoria. No podía faltar el bonito detalle de musicalización por una puerta un invidente, por la otra un ruckero. Una lágrima, un recuerdooooo.... vs..... Ellla existió solo en un sueño y él es un poema que el poeta nunca escribióoooo. Escuchadas al mismo tiempo, se convertía en pura sinfonía. Mientras miento (conjugación en primera persona del verbo mentar) m&m's, divago un poco. Unas estaciones más adelante, exactamente en el metro balderas las pareja que va junto a mí tiene semejante diálogo:
Ella: Ahi fue lo del loco no?
Él: Sí, ahí todavía se ve la sangreeeee
Ella: Chale
Él: jejeje

Yo interno: (risas). Me cae que somos mexicanos.

Por fin, veo la luz. Paseo de la Reforma, sigue siendo una de mis calles preferidas en el mundo. Luego Polanco, Las Lomas, y el viajecito al inframundo de Interlomas.
Miles de almas viviendo ahí, en conjuntos habitacionales marca llorarás. Tengo la ligera impresión de que construyeron más casas que calles, sin reparar mucho en la "conectividad". Iba en coche, a pata nada más no llego. No recuerdo si ví algun camión. Pero sin duda un cuellito de botella por aquí y otro por allá. Como en muchos lugares en México, unos edificios ultramodernos construyendo por un lado y al otro lado o enfrente el cerro con miles de otras almas desgajándose. Las casas y las almas.


Total que me guardé varias imágenes, no sé si regrese pronto por esos rumbos, pero si voy será por estancia breve. La verdad prefiero otros lugares. Y todos sabemos que no extrañarán que no me quede.

 Mañana me espera una larga jornada, aunque también veré a mucha gente que quiero. Ojalá pudiera tomarme unas semanas vacacionando en el DF chacoteando con los que viven por acá.

viernes, 2 de octubre de 2009

Ventanilla de quejas


La vida, la fortuna y el amor. Todos me han sonreído, y también me han agarrado a patadas cuando han querido.

Un día, luego de horas ensayando unas partituras que revisaría en mi siguiente clase de piano, no lo supe, pero me apasioné, tanto que como cualquier primer amor, pensé que sería para siempre.
Muchas cosas ocurrieron, como novela de Shakespeare, solo que sin más muertos que dos dedos.
Ese día, supe lo que era odiar. Tan girita me sentía que ni siquiera me hacía falta la anestesia para calmar el dolor, nada consuela el alma, a veces es el tiempo, otras un poco de cinismo, unas pocas el amor.

El accidente que cambió mi vida, ocurrió hace algunos años, bueno, uno de varios porque de mis 7 vidas de gato ya me eché como 5. No ha sido el más aparatoso, pero sí fue el que más me ha dolido. Luego de 3 cirugías reconstructivas plásticas en la mano derecha, siendo diestra, descubrí que la izquierda hacía todo sin dificultad. Aquí podría chutarles esas historias de superación personal que tanta flojera me dan, a ciencia cierta ni sé cómo le hice, de repente me envalentono cuando no me queda de otra. Pero si no me la viví con sedantes es porque no me los quisieron dar porque hubo noches que los pedía a gritos y lágrimas.

Me da flojera cuando me topo con pláticas así kármicas, y se atreven a pensar que uno paga por adelantado los beneficios que la vida da. Pues no. O me han hecho unas cuentas chinas.
Tampoco me enarbolaré como la mártir del vecindario. Pero si mal no recuerdo, cuando tenía el distractor óseo en la mano, pensé que jamás podría sentir mayor dolor físico a eso, si ya sentía que me desmayaba. Ilusa de mí. Ahora que lo traigo a colación me da hasta risa, en verdad que no sabía lo que decía. Duele más el alma que el hueso.
Uno no va por la vida diciendo ya cubrí mi cuota y ahora sí dénme los beneficios, por muy buena gente que se sea, cuando a la vida se le da la gana nos chuta el rosario de fregaderas y te toca y te aguantas, o chillas y te aguantas.

A lo mejor he adoptado una postura un poco cínica y nada me tomo en serio, porque así me adapto mejor, no porque haya reencarnado con un alma más anciana y jaladas de ese tipo, sino por la maldita necesidad, a puro golpe he aprendido.

Yo por eso me quejaba. Si lo que me pasa no son jaladas no sé que sean. Vida macuarra.


El final feliz, es que ahorita me apapachan la fortuna y el amor.

jueves, 24 de septiembre de 2009

La desconocida


La Sconosciuta
de Giuseppe Tornatore.

En el fin de semana renté esta película. Sinceramente no tenía mucha idea acerca de ella, y la escogí porque en la portada ví que la música era de Ennio Morricone, así que asumí que al menos eso lo disfrutaría.

Me he llevado una menuda sorpresa, hace muchos años que no veía una película de suspenso como esta. Luego de ver con indiferencia muchas de las películas que ofertan en los cines, con un suspenso que confunden con miedo de cuentos de cachirulo.
No, este pasaje de no querer desprenderse de las imágenes en pantalla para no perder detalle es algo que agradezco. Pocas veces recomiendo películas, me hace falta mundo es cierto, como también ir lo suficiente 2 a 3 veces por semana por ejemplo, tampoco leo mucho al respecto de cine, y hay demasiados sitios donde seguramente abordarán el tema y darán su reseña haciendo una relación contemporánea con la nota del día, el suceso histórico del director, y la excelsa pluma de quien lo relate.
Pero arte al fin, hasta yo puedo asentir, a mi juicio es de las películas que valen la pena.

¿De qué trata?. Una inmigrante de Ucrania, en Roma. Toda una maraña de problemas desde migratorios, condiciones previas en su lugar de origen, sobrevivencia, sobornos, trata de personas, y un rosario de problemas y emociones manejados de forma inteligente.Y sí, la música no tenía pierde.

lunes, 21 de septiembre de 2009

A posteriori

Sobreviví.


Aunque todavía la estoy dudando, siento que corre demasiado dulce por mis venas.

¿Será que me harán falta unos tacos de pibil para equilibrar? Pues sepa, pero ya hoy comí jícama y sin casi nada de sal. En fin, ya los atormentaré con mis dudas existenciales.

El viernes por la noche todavía estaba respondiendo unas llamadas telefónicas y mensajes, cuando ví las noticias del tiroteo en el metro.
Muy lamentable, y es imposible no pensar acerca de ello. Más allá de la certeza de que solo un loco puede actuar así, con semejante salvajismo, ajeno para todos y para sí mismo.
Como un ciudadano cero. Su único hecho notable habría sido mejor no tenerlo nunca. En grados menores, ya hay muchos ciudadanos ceros. Los hombres y mujeres de tamaño chiquito. No por ser zotacos, que eso no se elige, y los hay chaparros pero con un espíritu gigante.
La indiferencia voluntaria y la crueldad parecen ser muy mala combinación. Basta con asomarnos a la calle, tomar un medio de transporte y ahí les veremos con la cara enjuta, y si miran solo lo hacen con desprecio. Sí, tal vez sea el chofer, que es a los que más a menudo se les ve la cara así.
Pero de pasajeros no faltará uno que otro.
Líbranos San Güichito de caer en tan malas compañías.

A propósito de emparedados, les contaré un deseo que tengo desde niña. Lo acabo de recordar, así como es de caprichosa la memoria para las cosas realmente importantes.
Pues sucede que antes existían los súpers, unas tiendas chiquitas a comparación de los grandes autoservicios actuales. Ahí, las señoras madres como la mía, se hacían de las exquisitas viandas, desde el jamón serrano, hasta el quesito "mío". Pasando por 2 litros de leche, el kilo de azúcar que en malos tiempos hasta me sentía como de la mafia, la tendera me decía: niña lleva esto a tu mamá, en una bolsa iba el azúcar de forma oculta. Eran tiempos de crisis -de las de ese tiempo, las de ahorita son la novedad-, en las que el precio se mantenía fijo y con subsidio, lo que escaseaba era el producto.
Bueno, pero ocurría un pequeño drama. En muchas ocasiones, luego del súper mi madre todavía pasaba por otros asuntos, recoger ropa, hacer algunos pagos y una mini ego, glotona como ya se veía venir, esperando en la rambler, hurtando a discreción una rebanada de jamón la cual hacía rollito. Luego otra rebanada, ahora en forma de triángulos, luego otra en forma de tiritas. Hacía pausas en cuanto mi madre abordaba el coche, si había más paradas, yo seguía mi entretenimiento.
Pero siempre pensaba en los demás, nunca me acabé totalmente el jamón, después de todo hasta me parecía artística la rebanadora, y si no le quitaban el plastiquito mucho mejor, así podía entretenerme para ir quitando los pequeños hilos alrededor de cada rebanada.
Recibí una cantidad de regaños que ya es mejor no abundar sobre ellos. Más de una vez mi madre descubría que no les alcanzaba ni para media rebanada a mis hambrientos hermanos. Cua cua cuá. Se asomaba la culpa en mi pequeño corazón. Pero no podía resistirme, en cuanto tenía a mano otro paquetito de jamón le echaba guante aunque sea a una o dos rebanaditas. No era un asunto de hambre, simple y sencillamente, me gustan los jamones.
Hasta que no lo hice más. Me prometí que un día... muy lejano porque lo dije muy convencida, tendría una barra de jamón para mí solita, donde podría comer rebanada tras rebanada hasta hartarme. En cuanto cobré mi primer sueldo, cuál jamón ni qué nada, invité a mis papás a comer mariscos. El resto de dinero que fui ganando, me iba a algun restaurante. El pobre jamón nunca ha tomado el lugar que antes tenía, y me sigue gustando el condenado, claro antes era el FUD, no crean que había el montón de marcas, ahora ya ni sé si existe, el que consumimos es uno con alto porcentaje en proteína, bajo en sal, y sabe delicioso, pero comprarme una barra, no me había cruzado nuevamente por la cabeza.
Habrá que hacer algo al respecto.




viernes, 18 de septiembre de 2009

Reina del carnaval


Hoy cumplo años.

Y todavía me da gusto cumplirlos.

36

Habrá gente que no se entusiasme por cumplir años, pero pues yo sí formo parte de los que se alegran.
¡Ni que regalaran las arrugas!

No tengo queja, las zarandeadas que me han tocado, las doy por bien vividas. La vida piensa que me da lecciones y yo hago como que las aprendo, pero no quita que en el camino me siga dando risa el jueguito, de otro modo no podría disfrutar el espectáculo.

En un ratito paso a recoger a mi mamá que viene viajando ex professo para pasar el día conmigo. De la lista de cosas por hacer, ya lo de la limpieza quedó ayer. Así que ahorita, el búnker está lustroso por donde quiera que se vea, incluyendo a la cumpleañera que hoy sí me tocó baño de esos con media hora de remojo, y tallados a conciencia. Estoy bien lista para repartir abrazos.






Foto: Faux Confetti Cupcakes, por Creative Abubot, en Flickr. Usada bajo licencia Creative Commons Attribution -NonCommercial - No Derivative Works 2.0 Generic.

sábado, 12 de septiembre de 2009

Los regalos


Ya no explicaré donde andaba, encima me duele mi lomito, así que podrán imaginarse que estuve trabajando y descansando de forma alterna una con otra y cuando pude a la par.
Pero, ya desde que agoniza agosto, quedo como la heredera absoluta de lo que le resta de vida al año. Así es. De septiembre a diciembre festejo, como en fiesta de pueblo, inician las festividades así como que no quiere la cosa anunciando que ya viene, ya viene... ya está sucediendo, y varias semanas después porque ya pasó el motivo de celebración.

Mi madre inauguró la racha de presentes anticipados, que por cierto todavía ni estreno su regalo y ya se me hizo tarde. Me gusta el aroma a nuevo, pero más me gusta quitárselo llevándolo puesto. Evito tanto como puedo el guardar ahí mis triques para mejor ocasión, porque las mejores ocasiones prefiero que sean las de ahoritita mismo.
Ah siguiendo con la apertura de regalos: me autoregalé un pay de queso, que no me quedo así tan de lujo, jaja todo porque le eché el limón completo, no todos mis experimentos salen, y el buqué amargo, es solo para conocedores, o resignados. Pero cada que consumo una rebanada pienso que he ahorrado energía. Un solo limón para el pay. Es un gran ahorro. A la otra derrocharé otro limón más, pero luego del jugo saco la ralladura y el resto a la basura que ya ví que no aporta vitamina c.
Ehhhh veo una ventana de oportunidad, ese pay amarguito no sabe tan mal, se tolera bastante bien 1 rebanada. Entonces está ideal para las gordas. Previniendo que se coman medio pay en un respirito, el sabor amargo intencionado es para que cada quien se conforme con su rebanadita y dejen a los demás llenarse de placer... entrénle al pay al cabo que ya ni quiero.

No les conté, pero les comunico ahora mismo, que fui al bautizo de una sobrina. Como es de esperarse, la muñeca está hermosa y risueña. Valió la pena la desmañanada. Es todo una carambola a 3 bandas, eso de ir con la pestaña rizada, la vestimenta impecable e irse en camión, andar con cara de mal humorada por la TAPO, y media hora después, departir alegremente como si hubiese acabado de despertarme. Y fui a misa, lo cual merecería un post aparte, pero en honor a la verdad, no incluía más que el bautizo, en el nombre del padre y del hijo y del espíritu santo, y en palabras del sacerdote, pudimos irnos alegremente contando con una católica más. Ni modo de contrariarle y aumentarle otros 30 minutos en la visita al templo.

Por la noche, regresé al búnker en calidad de trapo, gracias a la hora extra para salir del estacionamiento, y a que ya eran como las 10 de la noche. Ah pero ahí va la conveniencia, que otorga energía extra porque hasta creen que boté mis souvenirs y me fui directo a mi catre, claro que no!, todavía llegué a acomodar unos regalitos con los que me regresaron.

En la semana, Pilarica me regaló unas letras en su blog, Claudette me envió un regalo que llegó ayer, mi hermana envía foto y buenos deseos, ya había entregado sus presentes desde inicios de mes. Y por si son poco observadores, el cambio de cabecera es otro regalo que me hizo el favor de entregarme Iván, desde su Iguanito blog, así que en una edición especial, luciré su trabajo en estos festejos.

Ya decidí que lo que es esta semana, haré lo posible por ponerme en remojo de cremas hidratantes y energizantes. Para cuando todos tengan su día festivo, yo estaré trababajando como negra, y no porque sea antipatriota, pero es el día que podré organizar el búnker porque vienen de visita mis papás, y ya tengo todo planeado para hacer los "famosos" chiles en nogada, el pay de limón, y a ver qué otra delicia culinaria saco a relucir. Parezco como esas abuelitas, que las festejan y si ellas no guisan no están a gusto.
La verdad, también me gusta ir a restaurantes, de hecho le tengo puesto el ojo a uno donde pido mi pato en salsa de frambruesas, pero los chiles de todos modos los iba a hacer, solamente pospuse las fechas, en vez de hacerlos a finales de agosto, los cambié para mediados de septiembre, y ni que fuera tan difícil, además de que los voy a hacer en etapas, y si el tiempo no me lo permite, ya de últimas le solicitaré ayuda a la asistente Gigi, exótica como misteriosa, que es un personaje ficticio basado en una historia real, pero cuya protagonista eligió su nombre artístico, válgame!.

Les dí la receta de frijoles charros?
Tal vez les quede para estas fiestas patrias, que luego hablamos de eso. De la receta también.




Foto: Little present. Por Geofana en Flickr. Usada bajo licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial, No Derivative works 2.0 Generic.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

La boda de la ex de mi mejor amigo


Ya de vuelta a mi vida habitual, sin tantos kilos de peso como podría pensarse, y desear por las envidiosas, contra todo pronóstico sigo conservando mi bien torneado cuerpo, también la modestia.

Este viaje no fue tan espirituoso, lo más que llegué a ingerir fue una michelada, y unas copas de vino en distintas ocasiones y días, pero eso sí, no puede faltar el detalle surrealista.

La boda de la ex de mi mejor amigo.

Que líos hace la gente. No digo gran cosa, yo tengo los míos. Aclaración importante para toda mi parentela y acompañante, aquí se acabó el post. En adelante haremos un círculo de oración.


Ya en petite comité, no sé como manejen sus asuntos de relaciones amorosas de esas antiquísimas que una ya como que ni se acuerda y en contados casos es mejor ni averiguar. A la fecha todavía mantengo una amistad y la respectiva sana distancia con uno que otro de aquellos afortunados seres con quienes mantuve un romance, de esos noviazgos fugaces hasta por 2 años.
Pero de ahí a que yo vaya de testigo a sus bodas, se le seca la tinta a mi pluma fuente.
Vaya, hay niveles.
A lo mejor me sobra la pasión, o me ahorro la verguenza, porque ¿para qué ir?, si la novia es más fea que yo, es rudeza innecesaria y si es más guapa, no gasto mis zapatos de tacón para ir a pasar penas.

La psique femenina es rara y no me escapo a ello.
En cuanto mi amigo me comentó que sería el testigo en la boda de su ex, y que iría solo, no lo dudé ni por un segundo. Al más puro estilo chapulín colorado, como dice el viejo y conocido refrán, a los amigos se les conoce en la cama (uh?), en la cárcel (doble uh?)... eh no llego a tanto, prefiero ir de acompañante a la boda de la ex.

Faltaba menos, en cuanto hice mi maleta, miré los clósets, hice un estudio cuidadoso de la situación y personalidades, solo una vez ví a la ex, en el peor performance de mi amigo, pero con esa info saqué mis conclusiones, no, no sacaría mi disfraz de femme fatale, lo adecuado sería mi disfraz delicadamente femenino.
El acompañante (el mío) estuvo de acuerdo en mi outfit. De repente me sentí como en corporación policíaca, una vez expuesto el "problema", elaboramos el plan de estrategia para rescatar al rehén.

En el caso de mi amigo, aunque sin duda ya su ex no le significa lo que antes, no es lo mismo ir a poner cara de buena gente y solo, que llegar con compañía... y no cualquiera, la luminaria bloguera de éste changarro, lástima que los invitados a la boda no sean lectores de blogs. Y si de casualidad aparecen, todo lo que anoto es inventado.

La novia, feliz y afortunada. Cual debe ser. Como buena mujer pasé bajo su escrutinio, ignoro si hizo alguna telaraña mental... pero mi amigo no estaba solo.
Comimos y bailamos a salud de los festejados, bebimos a salud de mi amigo.

Ya de regreso, mi amigo me dió el reporte final. Tanto el novio, el primo de la novia y una amiga de la novia emitieron su veredicto, "muy guapa tu acompañante".
Con una sonrisa amplia solo concluimos que: Lo logramos!!!



Estoy pensando en abrir mi agenda a ese tipo de acontecimientos, aunque no es el mismo rubro, capaz que pongo mi anuncio y piensan que doy masajes.

Ahora que en honor a la verdad, y equilibrando al universo, al otro día todavía me reía de la travesura de la boda de la novia de mi ex, aunque con media boca anestesiada porque tuve cita con el dentista, hay tiempo para todo.

Diableques del mundo uníos. A lo mejor es una treta de kinder, tal vez, pero es divertido compartir con tus amigos sus peores eventos.


Foto: Wedding Bouquet, por Richard Corfield (M0RJC) en Flickr. Usada bajo licencia Creative Commons. Attribution -Non derivative works 2.0 Generic.

sábado, 22 de agosto de 2009

Veo gente muerta

Durmiendo de corridito, y sin ganas de dejar la rara costumbre que me he hecho de dormir hasta que se me abran los ojos solos.
Hoy, no estaba disfrutando mis sueños, y afortunadamente la corte celestial tuvo a bien despertarme, a través del método arcaico del acompañante...
Pelé los ojos de susto y me alegré de que todo lo que había visto se había esfumado.

La primer persona que me gustó, y a quien tantas tardes vigilé desde mi pupitre había muerto.
De momento sentí que me arrancaban parte de mi vida, mis años pubertos entretenida leyendo a los grandes filósofos, mientras mi corazón a gran velocidad se encariñaba de mi amigo. Largas caminatas, discusiones interminables, mensajes secretos entre las líneas de un libro, las kilométricas cartas, los viajes relámpago, comunicación telepática, la omnipresencia ausente, un noviazgo que nunca ocurrió, huídas, la primer petición de matrimonio y pare mejor rechazo en público, otros escapes, encuentros, promesas, heroína fallida, cobardía en exceso y valentía a destiempo, maldiciones, pasiones, ausencias, reencuentros, cuando todo era nada y viceversa, llegó la despedida.
Luego, la boda de mi mejor amigo, mi eterna ausencia, el encuentro fortuito, la del esquite, los ojos que siempre ví seguían mirándome de la misma forma, y sentí que debía dejarlos partir, hasta ese momento mi mejor forma de amar era diciendo adiós.
El cursillo de amores con correspondencia en puntos suspensivos, lo concluí con honores. Una mujer más con el corazón roto... como si eso le hiciera falta al mundo. Siempre supe que hice lo necesario, aunque nunca me dí cuenta de que fue exactamente lo que hice para torcer y echar a perder todo perfectamente bien. Como sea quedó perfecto.

Yo entiendo que mi ex que no fue ex, no me haya invitado a su boda, 6 meses después de que nos despedimos, fue un poco apresurado e inesperado para todo mundo. A veces sí me da curiosidad por ponerme al tanto de su vida, aunque la mayor parte del tiempo prefiero no abrir la caja de pandora. No quedamos ni en buenos ni en malos términos, solo que de repente me pongo enfática con eso de los nuncas.

Ayer en el sueño me resistía, preguntaba una y otra vez, R no podía estar muerto, recorrí muchas calles, visité a muchas personas y todos parecían estar enterados, parece ser que las noticas me llegaron con retraso... al menos me dejó una receta de su pizza preferida. Claro como es mi sueño algun consuelo he de tener, tragona que soy, me autoconsolé con una pizza... qué sufrir el mío.


Hasta ahora no me lo había preguntado, y mira qué ocio el mío... al menos los míos espero que causen la menor molestia posible, lo único que he marcado como obligatorio es que vayan bañados, peinados y con zapatos, para no desmerecer la calidad del evento.

Pero eso de soñar gente muerta, ya es un exceso.

miércoles, 19 de agosto de 2009

A puntadas

Ya llegué de donde andaba... en el limbo.


Resulta que desde hace un par de meses empecé a elaborar una cobijita para el bebé de una amiga muy estimada. Como no conozco límites, me enamoré de un diseño, en cuanto lo ví supe que eso quería regalarle. Dispuse mis manos en acción, y ya está hecha.
Las peripecias se presentaron una y otra vez, mi rubro en tejidos ha sido otro, pero no me amilano ante los obstáculos, hice y rehice puntada a puntada cuando lo consideré necesario, jamás en mi vida he tomado un curso de tejido, y todo lo que he ido aprendiendo al respecto es a fuerza de prueba-error.
Estoy más que satisfecha, conseguí lo que quería.

Claro, eso me restó tiempo para estar blogueando y no saben lo mucho que he extrañado visitar a mis blogmigos, aunque les lea por el reader no es igual, pero amenazo con volver a partir de hoy.

Obviamente no pasaré la oportunidad de presumir a todo lo alto y ancho de mi blog, la tan cacareada cobija... los aclamos se reciben con singular alegría!





jueves, 13 de agosto de 2009

Peso pluma


Luego de una esplendorosa mañana en la cual desayuné mis tan esperados chilaquiles rojos, un café sin azúcar y me reí en compañía de mi ayudanta Gigi, quien por cierto es todo un estuche de relatos, de espantos, familiares y de su apasionado gusto por el beisbol; pues ya para entretenerme chequé el estado de envío del paquete que les enteré hace 2 post.
En efecto, ya está recibido en la oficina de correos donde lo deposité.

¡Me-cá-chis!

Como puede leerse en las anotaciones de su recorrido, lo retacharon en el aeropuerto de la ciudad de México.
Llamé a la oficina donde anteriormente me regañaron a gusto, para pedir informes al respecto, no de otro regaño aunque de una vez me mentalicé para forjar mi temple.
¿Adivinen quién me respondió? Tan solo contestó el teléfono y sonó el campanazo del siguiente round. Como a todo contrincante, le medí en el primer segundo, tomé mi distancia, y administré lo que sería mi estrategia en mis siguientes golpes.

Diiiiing, diiiing, juego limpio señores!


He de ser castrante, dado que me reconoció apenas le pedí la información con mi acostumbrada seriedad, siempre es bueno mantenerla en estos casos. Claro, adusta, esquiva, pero se ablandó poco a poco, y la verdad salió a la luz.
Desde enero, les dieron indicaciones para realizar el dichoso trámite que me obligó a hacer, para los paquetes que ella entendió, en este caso fue el mío el que inauguró el procedimiento en esa oficina.
Todo encaja, ella misma no tenía idea de cómo debía realizarse, lo rebotaron porque el costo no era adecuado a como estaba siendo requisitado.
Me dijo que por su cuenta ella ya lo había enviado nuevamente de la otra manera, la que yo le insistí que así les había enviado siempre en otras oficinas, y por supuesto el costo ella se encargó.
Pero a mí esos favores no me saben así de buenas a primeras, así que hasta que no aclaramos bien las cuotas por zona, yo utilicé la página de internet que tiene correos y así nos quedó claro, el costo era correcto, el procedimiento que ella insistió en hacerme llevar era incorrecto. Me pidió disculpas.
Las acepté de mil amores. Por supuesto tengo un nuevo número de guía, el cual chequé en ese mismo instante y ya ví que va en camino correcto aunque todavía no llega.

Y saben? me invadió la ternura. Al grado que le felicité, sí estoy consciente de que se equivocó, me demoró y me obligó a tramitar un papel que yo no pedí y que nunca me supo explicar, pero su falla tiene remedio, el cual está en marcha y eso es todo lo que necesito, que el paquete llegue a su destino.
Así que me nació decirle, que yo sé que hay errores, procedimientos burocráticos que complican su trabajo, pero que yo tengo confianza en que hay mexicanas como ella que hacen a un lado su error y buscan mejorar su trabajo.
Su tono se volvió más amable y le externé mi firme convicción de estar pendiente de que la destinataria los reciba.


Diiiiiing diiiiing


El round final se los anuncio en los siguientes días, o cuando vuelva a llevar mi siguiente paquete, o me den el siguiente regaño contundente.


Por mientras, estoy en mi esquina y con mi protector de dientes, ¿dónde está mi manager?, todavía no tiren la toalla.






Foto: Boxing gloves, por KayVeeINC, en Flickr. Usada bajo licencia creative commons Attributtion-Noncommercial-Share Alike 2.0 Generic.

lunes, 10 de agosto de 2009

Hecha a mano

Creo que no había dejado pasar tanto tiempo sin postear. Si alguien estaba preocupado por ello, no deje de hacerlo.

No me justificaré con el trabajo porque a decir verdad, aunque he desquitado el tiempo que estuve ausente gracias a mis vacaciones forzosas, tampoco es suficiente pretexto. Las ganas no faltan por postear, es adictivo.
Han pasado varias cosas, entre todas, la más relevante es que conocí a la sobrina más pequeña, a sus 2 meses de edad, me alegro que no haya sido hasta su bautizo el cual será en un mes más. Es increíble la cantidad de emoción que otorga conocer a alguien, quien tan pequeñita desata oleadas de cariño. Es inevitable al verle, buscar las huellas genéticas de toda la parentela. Lo dicho, un bebé no se parece a nadie, más que a sí mismo y sin perder la objetividad que me caracteriza, es una bebé hermosa.

De vuelta al búnker, la mayor parte de mis espacios libres, he procurado avanzar en mis tejidos, en los cuales voy bastante atrasada, espero poder mostrarles a la otra semana mi más reciente creación, técnicamente es más difícil que todo lo que había hecho anteriormente, pero vale la pena, y mientras no nazca antes el bebé para quien está destinada todo estará en orden. Me siguen luego otros pendientes en el mismo rubro, realmente creo que ya me gustó.
Inicié en lo de los tejidos intentando hacer algunas cosas para el búnker, lo cual hice mínimamente, cuando ya estaba entusiasmada intentando hacerme de un mantel, ví que eso llevará algunos años, tan pronto lo retome porque es un trabajo mayor, y no porque la mesa sea para 12 comensales, pero de que hay talacha de por medio ni dudarlo. Solo que en el bbshower de mi sobrina, la del inicio del post, solo había que llevar pañales, pero quise agregar un detalle y ahí fue la primera chambrita. En seguida hubo más bebés a quienes se me antojó también hacerles algo, los trillizos, y así me he dado cuenta que tengo muchas amigas embarazadas por lo que la producción de prendas infantiles se ha mantenido vigente...
Eso también es disfrutable, no en sí la talacha, cuando hago y deshago, buscando la perfección, no lo es tanto, pero cuando sé que al fin queda algo bonito me alegra poder regalarlo para la persona en quien siempre pensé al hacerlo.

Ya es agosto, iniciaré los avisos parroquiales, en septiembre cumplo años y aquí se festeja a lo grande, 3 meses antes y 3 después para que no haya pretextos.
Hay página de wish list, pero en éste año, creo que debo agregar que mucho me gustaría recibir un regalo manufacturado ex profeso para mí. Ojalá haya artesanos entre mis lectores. Suspiro.

Luego le seguimos que esto solo ha sido para desentumir los dedos.

miércoles, 29 de julio de 2009

El servicio postal "hecho en México"

Lo hecho en México está bien hecho.

Escuché eso desde mi tierna infancia. Supongo que alguien tuvo la buena ocurrencia, y la frase penetró a un amplio sector de la población. Ciertamente hay algunos productos mexicanos bien hechos o con la calidad suficiente. ¿También habemos mexicanos bien o mal hechos?



Hoy fui a Correos de México, lo he realizado con cierta frecuencia desde hace muchos años. De niños enviábamos tarjetas de navidad a nuestros conocidos, y mis padres nos compraban los timbres por planillas, era divertido. Las estampitas eran el atractivo extra, pero la verdadera belleza era toda esa magia de envío de tu "recado". O los interminables días de espera, por unas líneas que solo mantenían el suspenso.

Pues chasco.
Intenté un envío nacional y otro internacional. Me he estado 1 hora entrando y saliendo de la oficina postal para conseguirlo.
El merequetengue de llevar tu papel, caja y diurex ya lo tengo dominado, sin olvidar el rollo de mecatito. Pero ahora, ilusa de mí, pensé en hacerlo en una caja bonita, con el logo de correos de méxico y el aguilita, más simbolismo que eso nada. Pues no se pudo. En cuanto manifesté mi intención de comprarle la caja para enviar mi paquete, la encargada me ahuyentó las ganas.


-Mmh pero si compra esa tiene que asegurarla aparte, se la lleva y la tendrá que cerrar con cinta café. ¿Cómo? entonces ya no revisa mi paquete?
- Mhhh sí, pero se la lleva ...
si la envuelvo con cinta café cómo podrá revisar?
-Mhhhh bueno trae la cinta acá, pero no son nada seguras.
Ok, ya no la quiero :(

Despliego el paquete 1 de envío nacional, saco mi pliego de papel manila, ehhh pero me pide que ahora es con hilo de cáñamo, no con mecate.
Mecáchis! A la redonda, encuentro una tlapalería, 6 pesos del hilo de cáñamo. Regreso a la oficina postal. A duras penas me presta una navaja para cortar el hilo. Se va paquete 1.

Paquete 2 internacional.
Dado que no se puede o no me quiso vender la caja de correos de méxico, fui a un mercado a comprar una caja de cartón, regreso, vea nada por acá, nada por allá, ingreso mi paquete, envuelvo. Me da dos formas y un papel pequeño para anotarle los datos, instrucciones al reverso. Me regaña previamente, no se me vaya a ocurrir echarlas a perder porque ya no se puede reponer.
Le prometo hacer mi mejor intento, milagros no se hacen.
Las formas traen instrucciones en español y en francés. La población francófona en México se congratula. Oculto mi sorpresa, sinceramente habría esperado una modernidad español/inglés, por la cercanía y ya en plan estricto sería español/chino, pero La vie est un miracle.

La dichosa forma 1 y 2 llenas de letras... chiquitas, vamos a ver si carburo, soy el expedidor...anoto mis datos, interrumpo a la encargada de correos de sus actividades de meditación, para preguntarle qué significa SA y que son 6 dígitos...
Refunfuña otra vez y me dice, en las intrucciones dice... ok, entonces eso es...?, como ninguna de las dos teníamos idea, me condonó esa parte y me permitió pasar a otra área de la forma... sigo rellenando. Descripción de producto por unidad, también anoto el precio, son 3 unidades, en el total anoto 3 veces esa cantidad. Recibo otro regaño, me dice claramente que no tengo que multiplicar solo anotar... entonces cuánto anoto? y si cada uno cuesta tanto, en total cuánto es?...
Me perdona mi atrevimiento y me permite dejar la cantidad que obtuve multiplicando.
Tal vez lo hizo porque no hay más formas para reponerme.
Atarantada termino de rellenar ambas formas... me regaña otra vez, porque le menciono que el área derecha de la segunda forma no tengo ni la menor idea y no viene en el instructivo, ya que se cerciora que efectivamente la segunda forma no es igual a la primera, me perdona nuevamente, puedo dejar sin rellenar esa área, supongo que tampoco sabe a qué se refiere.
Cuando finalmente terminé el llenado de formas, pagué y recibí mi comprobante, lancé una pequeña duda, qué será, qué será?. Resulta hasta gracioso, le comento, habiendo tantas empresas de mensajería y paquetería, poca gente usa correos de México, hoy solo le invertí UNA hora para poder hacer mis envíos, y nadie más vino, digamos que es un día desahogado, no me imagino si hubiese hecho fila. Pero ¿por qué cree que la gente prefiere pagar un costo mucho más elevado?, que yo pensaría hasta abusivo. Tal vez sea que el servicio no les satisface. A mí me parece complicado rellenar las formas, antes no se hacía eso, imagino que vamos avanzando pero pienso seriamente en si podré seguir siendo usuaria con tanta "simplificación".
Finalmente, cuando pienso que ya la tengo harta de mis reflexiones, y como nadie más llega, le digo, usted es empleada pública federal?, imagino que tienen el sueldo seguro e igual, no importa si deja de existir correos a usted le reubicarían no?. Me explica a medias que ellos están constantemente evaluados y llevan un estricto control de su desempeño... sí, puedo verlo.
Claro, aprovecha para regañarme otra vez, me dice en ese cartel ahí pegado puede ver y si gusta quejarse está el correo electrónico. Afino la vista, reviso el cartel, no encuentro el dichoso correo. No me detuve hasta que fue a señalarme con su dedito la dirección de correo electrónico "www.correosdemexico.gob.mx"... sí, ehh con razón no le encontraba, eso es la dirección de una página web, pero la idea es esa, uno entra a la página y busca, en algun sitio debe estar el lugar donde poner su queja o sugerencia.

Por pura curiosidad hace un momento entré a ver la "dirección de correo electrónico".
Antes de aventurarse a enviar sus letras, puede uno Conocer el proceso de denuncia, quejas o peticiones. Explicado acá:


Aquí entre nos, me inspiran a ampliar mis horizontes, no niego la duda existencial, simplemente debo dejar ir ese extraño arraigo a creer y pensar que en México podemos tener un servicio postal eficiente, por hoy me han convencido de que no.
No es más sencillo hacer un envío, tampoco es agradable el trato, y me quedé con la impresión de que la persona que me atendió no tiene interés porque funcione, tampoco estoy segura de que conozca el teje y maneje de la tramitología extra que no había hasta hace unos meses. Por cierto, a nadie en correos se le ocurre que el numerito de armar paquetes podrían adjudicárselo por unos pesitos extras y evitarme cargar el rollo de hilo de cáñamo, tijeras, papel manila, cajas y cinta adhesiva.

De últimas, un buzón de quejas burocrático, ahuyenta la queja, es cierto, pero no por eso es mejor el servicio. De hecho, están rechazando la oportunidad de mejorar, la cultura de las quejas por parte del cliente permitiría detectar las áreas que requieren ajustes. Lamentablemente, temo que exista una fuerte tendencia a creer que solo por ser empleado de gobierno y recibir un sueldo quincenal se ha realizado todo lo necesario. Todo en su mundo laboral se reduce a permanecer las horas mínimas necesarias y cobrar.

La última teoría es que quien está a cargo de correos de México recibe algunas regalías porque sea ineficiente, o es simplemente que hay mexicanos a quienes no les interesa que algo funcione.


Se abren las apuestas!

domingo, 26 de julio de 2009

Después de la parranda


Como todos ya saben, y los que faltaban se enteran ahora mismo, tuvo a bien festejarse el cumpleaños 38 de mi bien amado acompañante.
Suenan las matracas.

La verdad son un friego de años. Aunque sufrí veladas y directas amenazas del implicado, con que no insistiera con hacer jolgorio, hice lo acostumbrado: hacer caso omiso y poner mi cara mustia, porque no voy a despreciar motivos para festejar.
Lo que el cumpleañero evita a toda costa, es festejar a su nombre y terminar atendiendo invitados, a nombre de todos.
Así que organicé el magno evento, el único invitado era él y la única sirviente era yo.
Tremenda mulata caribeña sirviendo las ricas viandas al amito, por cierto muy blanco color pambazo.

En la noche previa, ni pegué bien el ojo, mi último intento por ir por los ingredientes secretos se frustró por el propio festejado que no supo pero me echó a perder el numerito.
Hay días en que una quiere salir sola, sin pegostes, pero lejos de ser un acto egoísta, es por contemplar en exceso a otra persona.

El gran día. Llena de detalles, me quité las lagañas desde muy temprano, me afiné la voz tanto como pude, y dí mi mejor discurso, algo breve pero muy significativo: Feliz cumpleaños.
No hubo como otros años el regalo sacado bajo mi manga, ni detrás de un mueble, o un mensaje avisando que revisara su escritorio. Cero canicas... Nada mejor que fingir que se le hizo caso, cuando dijo que no quería nada.
Total, que todo se redujo a hacer compras en el mismo día. Justamente es algo que me evito pero ya ni para rechistar, con tal de "sorprender" al cumpleañero, con una cena deliciosa, además de calórica.

Durante todo el año, estuve atenta, ojos y orejas recibiendo señales, analizando gestos, y tomando nota de los posibles antojos más antojables. Canelones de paté y pay de limón, fueron los que ganaron al resto de opciones.
La primer receta me la dió su mamá, esa misma mañana; la segunda, hice un híbrido, y la sufrí como no tienen idea. Lo único que sabía hacer era la costra del pay. Casi me pongo a rezar, donde no agarrara la consistencia requerida. Y si ven un merenguero ríndanle tributo, no es cualquier cosa hacer ese batido.
Afortunadamente todo salió bien. Hasta el fregado de pisos, y el alaciado de cabellera.
Que no se note mi sufrir. Me sentía con el cuerpo apaleado, de tanto trajín, el perfeccionismo es agotador. Sí, soy una maníaca. Lo bueno es que pretextos de estos tengo uno al año.
Los cumpleaños son especiales, ninguna otra fecha me causa más alegría que los cumpleaños de la gente que quiero. Es como el día que dejo de ser grinch.

El acompañante es feliz, o que venga y me desmienta.

Solo mis lonjas están intentando hacerme la vida difícil, aportan drama. Obviamente no iba a desperdiciar los recalentados de la cena, durante toda la semana. Así que imagino que si me revisan el colesterol y la glucosa en sangre, les sorprendería que todavía esté fluyendo.
Desde mañana, reinicio el ejercicio. Si no se raja mi compinche, que es la amiga con la que fui al rally. Hemos quedado de acuerdo luego de sus intentonas por sabotearme, aunque odio empezar rutinas de alimentación o ejercicio en lunes, estadísticamente tienen mal pronóstico.




Foto: Faux Confetti Cupcakes por Creative Abubot, en Flickr. Usada bajo licencia Creative Commons Attribution-Non Commercial- No Derivative works 2.0 Generic.

martes, 14 de julio de 2009

Liberté, égalité, fraternité


Tal como cuenta la leyenda. Hoy anduve de pata de perro. Desde la semana pasada, mientras en el hospital visualizaban mis tripas, una buena amiga nos inscribía en el Rally Francia en Puebla, que organizó la alianza francesa.
El título del rally explica mucho de qué trataba el asunto. Pero debía resolverse sin ayuda de internet.

Así que por eso mi plegaria, ayer no iba a ponerme a aprender los datos que no me sé, no soy de Puebla, no traigo ese chip.
Pues desde tempranito, tuve que irme un poco antes porque todavía faltaba llevarles la copia y original de mi identificación personal en cuerpo presente, y tuve que llevar mi pasaporte. Por si guardaben el temor de que la que aquí suscribe, resultara ser una menor de edad. Válgame!, ya ni la burla perdonan, pronto cumpliré la mayoría de edad versión 4.0.

Sin más demoras les cuento cómo nos fue: No ganamos, pero tampoco perdimos.
Así que terminamos el rally, tuvimos una amonestación considerable en tiempo, por unas preguntitas que no contestamos bien. Y mejor suerte a la próxima.

Lo bueno:
* Disfrutamos el paseo, nos divertimos haciendo el recorrido y completándolo.
* Realmente no tuvimos mucho problema en hallar los sitios, o resolver acertijos.
**Tenemos una playera del evento.






*Mi amiga al fin aprendió a estacionarse, ya le dí el truco maestro.
*El refrigerio estuvo bastante aceptable, y hubo MUCHA agua disponible.
*Buena organización, a excepción de unas inscripciones de última hora que en la convocatoria apuntaban como límite una semana antes.


Lo malo:
Hubo participantes que hicieron uso de internet o ayuda telefónica., !malditos tramposos!
También los hubo con un chofer extra, aunque el equipo supuestamente era de 2 personas.
Nuestro desconocimiento sobre algunos detalles históricos.
El evento de refrigerio y anuncio de los ganadores se prolongó mucho, hubo un grupo que tardó 20 minutos afinando, todo par que tocaran 3 canciones. Se agradece el empeño pero no hay necesidad de fatigar a los ya fatigados participantes.



Los detalles:
El nombre del equipo, fue decidido en 1 segundo. En cuanto me presentaron las hojas donde anoté mi nombre y firmé, enseguida me dijeron, ponga ahí el nombre de su equipo... Azul. Me asombra tanta originalidad.
A lo de que mi pareja de rally y yo seamos altamente competitivas tendremos que sumarle más conocimientos, de otra forma no sirve de mucho.
El diccionario francés-español y viceversa, solo sumó peso, no nos sirvió de nada.

A estas horas, en la decepción del fracaso, solo una coca cola bien fría me consuela. Mta, ahora me falta que al contarle al acompañante, así sin pujarla ni detenerse a pensarlo mucho, me diga la respuesta... No sé como funcione con los demás, pero eso me chooooooooooca.... a menos que esté en mi equipo.
Solo me resta perder la poca dignidad que me queda.
Bueno, y no es que se los esté dando a desear, pero el problema que hay aquí en el búnker, no es que yo sea una soberana burra en historia, sino que el acompañante es un ente diabólico, en historia y geografía (y sepa qué más). Como que sí cursó de día en la prepa, o algo hizo que el resto no. Estudiar por ejemplo.
 Todavía no le perdono que haya tenido que trabajar, caray, qué feas son esas costumbres mundanas!. En el plan inicial, debía ir de nuestro asesor técnico., pero no se puede todo en ésta vida. Por lo pronto, he recorrido mi primer rally.

lunes, 13 de julio de 2009

Gulp!




Hoy es uno de esos días, en que a pesar de que he estado más activa que los anteriores, me sorprende la noche con la novedad, poco sorpresiva, que estoy en la más absoluta babaria.

Lo que apremia es... un nombre para el equipo.

Imaginen mi sensación, siento que ya casi me están colocando mi traje de astronauta y no tengo ni el maldito manual para saber que botón no apretar.

Por si fuera poco, mi ignorancia parece que ha aumentado en forma exponencial. O lo que es lo mismo, en estos casos, es mejor que pregunten lo que sí me sé, ni más ni menos que eso.


Ah, y por si fuera poco, tengo que madrugar, a las 7 de la mañana debo salir de cuerpo presente, haya o no despertado.


Es cuando pienso que debería ser (más) creyente y encomendarme a San-güichito.

Se aceptan sugerencias para el equipo.







Fotito: Hysteria, por Amir K, en flickr. Usada bajo licencia Creative Commons, Attribution 2.0 Generic.

sábado, 11 de julio de 2009

Meme Premio


Ale, me nominó para el siguiente meme:

Honestidad
Imagine que es menos brutal que la de Calamaro.

Las reglas:
• Agradecer al blog que me lo envió (fue lo primero que hice).
• Decir 10 cosas honestas sobre mí (eso lo hare abajo)
• Poner el logo del premio en mi blog (es la imagen de arriba)
• Seleccionar al menos 8 blogs y notificarles que les dí un premio (esos lo pondre la final)


Ahora pues para no perder la costumbre autónoma en este blog, no haga caso de esas reglas, solo la parte del agradecimiento a Ale. El logo lo coloco aquí y hago mención posterior en la sección de premios... sí, hay una, solo he ganado uno, que es una galletita pero mi trabajo me costó, así que sigo presumiéndola.
No nominaré a nadie más, si alguien busca tema para postear, aquí tiene uno, autonomínese para éste meme.


1o cosas honestas sobre mí. Podríamos resumirlo en los últimos 10 post escritos previamente. Algo de verdad habré dicho.

Pero haré un resumen rápido de 10 puntos.

1. Me gusta dormirme tarde y despertarme pasadas las 8 de la mañana.

2. Soy tacólica

3. Solo tengo un único y verdadero amor. El actual.

4. Díganme algo hoy y puedo recordarlo vívidamente en el momento que me sea útil así hayan pasado 10 años. (si es el que alzheimer no me sabotea antes)

5. Juego pero no apuesto.

6. Tengo afición por las cajitas

7. No me gustan los memes, salvo excepciones.

8. Hoy ha sido uno de los pocos días en que no tuve el ánimo para intentar hacer un pan, y son de mis favoritos, los cuernitos.

9. Hace más de 1 mes que no voy al cine

10. Perseverante y quisquillosa, bien podrían ser mis apellidos.

Otros chismes de este mismo blog

Blog Widget by LinkWithin